Paula Echevarría liquida Sara Carbonero ("Es más falsa que falsa")  

stop

Las dos divas son rivales directas

Paula Echevarría se come a Sara Carbonero en imagen e influencia

12 de marzo de 2017 (13:04 CET)

La joya de la corona. En los últimos meses, Paula Echevarría se ha fortalecido como la gran reina entre todas las divas. La más codiciada.

La actriz y modelo asturiana aprovechó a la perfección su popularidad al frente de la serie Velvet. Gracias al personaje de Ana Ribera, la artista española se metió al público en el bolsillo. Su caché subió como la espuma.

Crece a pasos agigantados

La mujer de David Bustamante supo sacar tajada de este boom. Y es que Paula se ha hecho más que fuerte en las redes sociales. Tanto es así que a día de hoy es la it girl española con más seguidores en Instagram. La más reclamada por las marcas.

Con más de 1,6 millones de fans en esta red social, Echevarría brilla allá donde va. De hecho, es seguida muy de cerca por la influencer Dulceida, aunque se trata de dos perfiles bien diferenciados, por lo que la actriz no tiene rivales.

Cierto es que en los últimos meses otras perlas como Cristina Pedroche, Blanca Suárez y Pilar Rubio han puesto la directa y avanzan a marchas forzadas. Sin embargo, la realidad es que se trata de profesionales muy distintas.

La preferida de las marcas más selectas

Paula representa la belleza natural. La modelo es una diva muy elegante, sutil, discreta, carismática y veterana. Por su simpatía ante la cámara, su respeto y su credibilidad, la asturiana representa estilo en estado puro.

Muy diferenciada de otras jóvenes más deportivas y con un look más casual, la de Candás es vestida por las firmas más exclusivas.

De hecho, es la cara bonita más codiciada por las marcas de primer nivel. Alejada de la televisión, temporalmente, a la mujer de Bustamante no le falta el trabajo. Es la imagen de varias marcas.

Amigas y competencia

Este furor que persigue a Paula ha señalado a otra de las divas más elegantes de nuestro país. Y es que por su perfil y su estilo, Sara Carbonero es la principal rival de la asturiana.

Ambas representan la belleza sutil y discreta. Los flashes les aclaman, aunque son mujeres finas y discretas. Levantan revuelo a su paso, pero la corrección brilla por sí sola. Sonrisa imborrable ante las cámaras.

En este caso, las dos amigas se han convertido en rivales. Las marcas deben escoger entre una y otra. A día de hoy, el 1,6 millones de seguidores de la asturiana se lleva la palma de la mano, frente al 1,2 millones de la esposa de Iker Casillas. Las redes sociales mandan. Son el gancho para las grandes firmas.

No todo es coser y cantar

Ahora bien, por mucho que Paula esté en la cúspide, no todo es de color de rosa. Estar en el escaparate es un arma de doble filo.

Mientras que el foco mediático sigue a Echevarría y muchos fans ensalzan su figura, otros seguidores más críticos también toman la palabra.

Esta sonrisa imborrable ha levantado ampollas. Tanto es así que varios usuarios han tomado la palabra para opinar sobre la actriz asturiana.

Algunos comentarios apuntan: "Ser un árbol de navidad y colgarse todo y ponerse todo, le siente bien o mal, para llamar la atención!". Otros menos benévolos no se cortan al asegurar: "Es más falsa que falsa" o "¿Influencer? Más bien cansina... Que pareja más hortera".

Paula hace oídos sordos y sigue levantando pasiones. Está en un primer plano; para lo bueno y para lo malo. 

 

Las cosas más pequeñitas. #megustasaborear #primeraveznavegandoelDouro #Porto #muyrecomendable

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el11 de Mar de 2017 a la(s) 8:48 PST