Paula Echevarría | EFE

“Paula Echevarría es la cornuda de España”. Lío con Miguel Torres (y de los feos)

stop

A la de Candás le crecen los enanos

28 de octubre de 2018 (15:40 CET)

Paula Echevarría ha estado en boca de todos en las últimas semanas. La de Candás no ha parado con la promoción de la película que recientemente protagonizó junto a Maribel Verdú y Juana Acosta, Ola de Crímenes, lo que la ha puesto en la primera fila del escaparate.

La película está siendo un éxito y los fans de Paula están encantados con ver a su ídolo en la gran pantalla. Pocos de sus más de 2,4 millones de seguidores se perderán la película. Y los que ya la han visto no dejan de piropearla y elogiar su interpretación.

Sin embargo, no todo son flores para la actriz. Muchos de sus haters han aprovechado que ha vuelto a estar en el punto de mira para atacarla. Y han ido más allá de si trabaja bien o mal en el film.

Miguel Torres no convence

Los comentarios acerca de lo delgada que está han vuelto a inundar las redes sociales, mientras algunos también han ido a por su relación con Miguel Torres. “Paula Echevarría es la cornuda de España”, se lee en algunos comentarios de los posts que contienen fotos con el futbolista del Málaga. Y es que el zaguero en parte es famoso por su largo curriculum sentimental.

Afirmaciones que se pudieron leer también en Twitter durante la emisión del programa de Telecinco que presenta Bertín Osborne, Mi casa es la vuestra, en la que apareció hace dos semanas junto a Juana, su compañera de reparto.

Resultado de imagen de paula echevarría mi casa es la vuestra

Paula Echevarría acumula problemas

Algunos incluso le han recordado los problemas que recientemente tuvo con la etnia gitana, cuando utilizó el término “gitano” como si fuera un insulto dedicado a la influencer Dulceida.

O con la comunidad gay, que se sintió ofendida con un comentario reciente de Paula de lo más desafortunado. “No confíes en nadie porque, cuando menos te lo esperas, maricón el que lo lea”, escribió la de Candás en un post en Instagram, en lo que pretendía ser una broma y acabó con amenazas del colectivo homosexual.

Un Instagram del que también algunos de sus seguidores. que aunque la admiren no son tontos. Empiezan a estar hartos de la cantidad de publicidad que cuelga Echevarría.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad