Sara Carbonero | EFE

Palo terrible a Sara Carbonero. No se lo esperaba. “Podía pasar y ha pasado”. Última hora

stop

El futuro de la esposa de Iker Casillas está en el aire

31 de enero de 2020 (13:24 CET)

Mucho ha llovido desde que Sara Carbonero se inició en el mundo de la comunicación. Sus inicios se remontan a principios de los 2000, cuando empezó haciendo prácticas en Radio Marca.

Tras aquella experiencia, Sara trabajó un breve periodo de tiempo en la Cadena Ser y fue entonces cuando Atresmedia fue a por ella. Corría el año 2007 cuando se convirtió en la estrella de los informativos deportivos de LaSexta.

Pero no duró mucho. Poco después apareció Mediaset y se llevó a la que ha terminó siendo una de las caras más bonitas de la pequeña pantalla. Su momento cumbre fue el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando la toledana cubrió la competición que acabó ganando España y que dejó como una de las imágenes icónicas el beso que le plantó Iker Casillas a modo de declaración pública de amor.

Sara Carbonero, polifacética

Pero Carbonero no limitó su carrera al periodismo. Mientras triunfaba en la TV se fue labrando un futuro como empresaria, abriendo la web Slow Love, así como fue construyendo su imagen como influencer, escribiendo en blogs y explotando las redes sociales.

Una faceta a la que sacó mucho partido cuando Iker fichó por el Oporto y se marcharon a Portugal. Sara pidió una excedencia en Telecinco y se centró en sacar partido a su parcela como it girl.

Una excedencia que terminaba el año pasado. Pero para no perder su puesto volvió a Mediaset. Se hizo cargo de una sección en Deportes Cuatro, en la que realizaba entrevistas de carácter más personal a diferentes personajes relacionados del mundo del deporte.

Sin embargo, en mayo tuvo que dejarlo. El maldito tumor maligno que le detectaron en el ovario le obligó a apartarse de las cámaras.

Problemas laborales

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fotos que te transportan a lugares, momentos, personas y un gato 🪐 #tbt #recuerdos #uninviernomuyverano #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Ahora la de Corral de Almaguer ya está recuperada. Ha logrado dejar atrás la quimioterapia y poco a poco recupera su rutina habitual. Y uno de los siguientes pasos a dar es el de volver a la televisión. Sin embargo, como apuntan en los pasillos de la cadena, “Podía pasar y ha pasado”. El haber tenido que abandonar la cadena ‘amiga’ le podría haber dejado sin sitio en la empresa.

Parece ser que en Mediaset no tendrían muy claro donde meterla cuando llegue el momento, si llegan en el que decida volver. Su puesto en Deportes Cuatro no está del todo asegurado. Y las audiencias de los programas de la parrilla son suficientemente altas como para jugársela dándole un programa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad