Sara Carbonero e Iker Casillas | Instagram

Palo “durísimo” a Sara Carbonero (y se acaba de saber): “Iker Casillas está muy preocupado”

stop

Nuevo revés para el portero español

20 de agosto de 2019 (11:20 CET)

No está siendo precisamente el mejor verano para Sara Carbonero e Iker Casillas. Ni mucho menos. Y es que hace ya unas semanas la vida les dio un vuelo a los dos. Por un lado el portero sufrió un infarto que, pese a que ya es cosa del pasado, ha provocado que tenga que alejarse de los terrenos de juego.

Si bien es cierto que sigue teniendo ficha con el Porto, su función ahora en el club luso es la de ser el contacto entre el vestuario y la directiva. Con 37 años y con el susto del infarto, no son pocos los que consideran que va a ser uy difícil ver a Iker de nuevo vestido de corto.

Por lo que respecta a Sara, la mala noticia vino en forma de tumor maligno de ovario. Apenas unos días después del infarto de Iker, Sara informó de su paso por el quirófano, donde le extrajeron el tumor. Ya ha pasado lo pero, pero Carbonero sigue con su recuperación.

Resultado de imagen de sara iker

Dos ‘palos’ muy duros que no han hecho otra cosa que provocar una ola de cariñoa hacia una de las parejas más queridas de nuestro país. Mensajes como el de “Ánimo Sara e Iker” o “Mucha fuerza pareja” se repiten a diario en las redes sociales.

El palo a Sara Carbonero e Iker Casillas

Pero, como suele ocurrir, las malas noticias nunca vienen solas. Y es que ahora un nuevo palo “durísimo”, como apuntan muchos en las redes ha provocado que, como más de uno asegura, “Iker Casillas esté muy preocupado”.

Por suerte no es un tema de salud, sino económico. Tal y como informa lainformación.com, la empresa inmobiliario del portero español no va precisamente bien. Todo lo contrario.

Según la citada web, las cuentas presentadas en el Registro Mercantil por parte de la empresa Ikerca SL son claras: pérdidas de 212.499,13 euros. Una cifra muy parecida a la del curso anterior.

Seguramente Iker y Sara estén ahora mucho más centrados en sus problemas de salud, pero un palo así nunca es bienvenido. Y menos ahora.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad