Jose Mourinho| EFE

Mourinho saca la basura de Sara Carbonero (y de Iker Casillas)

stop

El pasado no se borra

23 de noviembre de 2018 (16:50 CET)

Calentar a Mourinho no es de ser un tipo muy despierto. E Iker Casillas encaja en el perfil.

El que fuera estrella del Real Madrid y ahora portero en jubilación en Oporto, atizaba a ‘Mou’ y saltaban chispas.

Iker, que salió por la puerta de atrás de Madrid junto a su pareja Sara Carbonero, ha recibido un zasca de los que hacen pupa y remueven una basura que apestaba en sus días como capitán blanco y sigue oliendo que tira para atrás.  

“ Iker Casillas | EFE

“Esta entrevista es propia de alguien que está en el final de su carrera. Respecto a lo que dice sobre mi persona, cuando dice que nunca se enfrentó a mi no es verdad. Se enfrentó a mi y de un modo que se le da mejor que a nadie: escondido", atizaba Mourinho ante los ataques de Iker días antes en la prensa.

Y es que ‘Mou’ sabía y sabe lo que se cocía en el Real Madrid y en Madrid con la, entonces, pareja de moda.

Iker Casillas nunca aceptó, cuentan fuentes de club, su rol secundario con el portugués y utilizó a la entonces estrella de Telecinco, Sara Carbonero, para filtrar porquería en medios amigos, y con periodistas amigos, que hacían el trabajo sucio disparando a ‘Mou’.

Sara Carbonero | Instagram

Sara e Iker, al que acusaron de topo, estaban en el foco de varios miembros del vestuario, los más cercanos a ‘Mou’, que señalaban, en ‘petit comité’, a la dupla como uno de los grandes males de aquel Madrid.

Algo que se reiteró con la salida de Mourinho y la llegada de un Ancelotti al que tampoco perdonaron que Iker Casillas no fuera un intocable.

La basura, aquellos días, corría por Madrid desde el mismo punto de partida. Recibieron todos, también De Gea, que apuntaba a aspirante a quitarle la poltrona a Iker, el pobre Keylor Navas, y Florentino Pérez que tenía muy calado al portero y a la ‘Carbo’.

El presidente pasó la escoba en 2014. Iker Casillas salía sin honores. Y, por lo visto, aún no lo ha superado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad