Messi destripa a Pep Guardiola

stop

La situación pasa de castaño oscuro

Leo Messi manda un consejo bomba sobre Pep Guardiola | EFE

10 de febrero de 2017 (18:57 CET)

No tiene buena pinta. La situación del Kun Agüero en el Manchester City empieza a hacer aguas. Pasa de castaño oscuro.

El trono del gran rey del Etihad Stadium empieza a desmoronarse. El líder indiscutible de los citizens está siendo apuntado con fuerza. Y es que el nuevo refuerzo para la línea de ataque ha llegado pisando más que fuerte.

Gabriel Jesús, la joven revelación brasileña, no ha dado tregua en su aterrizaje. El delantero, de 19 años, entró el pasado 1 de enero al club inglés y ya ha levantado pasiones. Ha sentado al crack argentino.

Un paso hacia atrás

Pep Guardiola no se ha dejado intimidar y ya ha mostrado su debilidad por el compatriota de Neymar. Lo ha jugado prácticamente todo desde que llegó en enero.

Con 278 minutos en sus botas, Gabriel Jesús ya ha marcado tres tantos y ha cocinado dos asistencias.

Unas cifras impresionantes que dejan en evidencia al Kun. El de Sao Paulo ha cogido la titularidad a la primera de cambio y no piensa dejarla escapar.

Jovencísimo pero con un largo historial en sus botas, el joven atacante es una amenaza directa para Agüero.

Hizo campeón al Palmeiras antes de marcharse a Manchester, fue clave en la consecución del oro olímpico el pasado verano con Brasil y debutó en la absoluta de 'Ney' dejando actuaciones brillantes. Una perla en total explosión.

Se desfoga con sus allegados

Ante esta situación, el veterano argentino no ha tenido otro remedio que agachar la cabeza. Evidentemente, el Kun no está atravesando por su mejor momento.

Tras servirle en bandeja momentos de gloria a los citizens, el atacante ha quedado relegado al banquillo.

Al parecer, Agüero no ha dudado en comentar con sus más allegados este declive personal. Leo Messi, amigo y confidente, ha sido testigo de ello.

Según desvelan fuentes del vestuario azulgrana, el malestar del Kun es total, tal como asegura el líder barcelonista.

Leo, que ya tuvo sus más y sus menos con Guardiola en su última etapa en el Barça, no ha dudado en arroparle y alertarle. El técnico de Santpedor es un hombre con las ideas firmes y claras. Si un jugador no da la talla, no se deja intimidar; le sienta. No pinta nada bien.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad