Mensaje demoledor. Sara Carbonero se prepara para lo peor. Lo publica y lo borra (y es éste)

La mujer de Iker Casillas y el tweet del que todos hablan en las redes sociales

Fotografía: Mensaje demoledor. Sara Carbonero se prepara para lo peor. Lo publica y lo borra (y es éste)
Fotografía: Mensaje demoledor. Sara Carbonero se prepara para lo peor. Lo publica y lo borra (y es éste)

Las redes sociales se han convertido en un arma de doble filo para los famosos. Y es que, si bien es cierto que en la gran mayoría de ocasiones Instagram y Twitter les ayuda a comunicarse con sus seguidores, en otras ocasiones les mete en algún  que otro problema.

Y más si nos referimos a grandes figuras de nuestro país como son Sara Carbonero o su marido Iker Casillas. Y es que, como bien saben los dos, cualquier cosa que digan o hagan en las redes llega a millones de personas a los pocos segundos, por lo que hay poca opción a rectificación.

El mensaje de Iker Casillas

En las últimas horas el protagonismo en este sentido se lo ha llevado Iker. Y es que fue la pasada noche cuando el portero colgó un mensaje en su cuenta de Twitter que borró al cabo de pocos minutos.

Iker Casillas

Semana importante para mí en lo personal, se acerca un día muy especial para mi vida. Se agolpan en mi cabeza muchos recuerdos, el primero aquel 12 de septiembre de 1999 cuando debuté como portero del primero equipo del Real Madrid. 4 días… #hace1año”, apuntaba Iker junto a una imagen de su debut.

Un mensaje que borró. Y claro no son pocos los que avisan que, a apenas días para que se cumpla un año desde que tuvo el infarto que lo ha apartado de los terrenos de juego, es muy probable que el anuncio de su retirada definitiva esté más cerca que nunca.

Una retirada con la que se especula, de hecho, desde que el corazón le dio un buen susto hace casi un año. No es ningún secreto que Casillas aseguró que quería volver a jugar pero parece evidente que, a su edad y tras el susto, parece difícil. Veremos. Sara, que sabe lo mal que lleva este tema su marido, sabe también que el día que lo anuncie será un día muy duro. Un día que cada vez, visto lo visto, está más cerca.