Marco Asensio | EFE

Marco Asensio o la bronca que Isco tapa (y Sergio Ramos no quiere contar)

stop

El vestuario de la Roja fue un polvorín al término del partido entre España y Rusia

02 de julio de 2018 (11:22 CET)

Para casa. Los miembros de la selección española harán las maletas este lunes y empezarán su periodo de vacaciones, después de perder contra Rusia en los octavos de final del Mundial en la tanda de penaltis.

Una eliminación que ha dejado varios muertos por el camino y una tensión irrespirable en el vestuario de la Roja.

Lo ocurrido en el combinado español con Julen Lopetegui antes del estreno en la competición, que fue destituido dos días antes del inicio del campeonato, fue el detonante de una tensión creciente que terminó dinamitando la selección.

Los pesos pesados del Real Madrid toman las riendas

Tal y como señaló Diario Gol este domingo, algunos en el vestuario tomaron el control del equipo con la salida de Lopetegui. Concretamente, recientemente se produjo una reunión liderada por Isco, con Sergio Ramos y Marco Asensio, en la que el primero pedía al capitán del Real Madrid mover ficha para meter a Asensio en el equipo en detrimento de Iniesta.

Andres INiesta David Silva

Apuntaron los madridistas que Andrés no estaba para jugar un partido entero y que con el manchego en el campo parecía que el equipo jugaba con 10. Y no solo señalaron al ex capitán del Barça. También a David Silva  y a Thiago Alcántara.

Isco y Asensio, los señalados

Sin embargo, el jugador que quedó retratado fue precisamente Asensio. El balear del Madrid no ha aportado nada al juego de España. No se ha visto nada del que algunos vendieron como candidato al Balón de Oro a principios de temporada. Todavía se esperan sus intervenciones, y es que con el mallorquín sí que era como jugar con 10. Incluso los aficionados lo pusieron a caer de un precipicio en las redes sociales. Pero no fue el único señalado.

Isco Alarcón también recibió su parte. Al malagueño le acusaron de abusar del juego bonito y dejar a un lado el efectivo. Alarcón se lució a nivel personal, pero sus acciones no sumaron para que España hiciera algo importante en el Mundial. Su egoísmo sobre el terreno de juego ha sido calificado como uno de los motivos por los que el combinado de Fernando Hierro está en la calle.

Hierro también recibe

Un Hierro que tampoco se escapó a las críticas. El míster no ha sabido aportar nada nuevo al equipo y se ha dejado llevar por las ‘recomendaciones’ de los capos del vestuario, lo que le ha sentenciado como uno de los peores entrenadores de la selección.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad