Los secretos que rodean la relación de Sara Carbonero con Iker Casillas 

stop

El matromonio lleva un año y medio en Oporto

El secreto mejor guardado de la mujer de Sara Carbonero

23 de febrero de 2017 (13:45 CET)

De vuelta a Oporto. Tras pasar una jornada muy intensa en Londres, Sara Carbonero ya ha regresado a la ciudad lusa, donde le esperaban los tres príncipes de la casa.

La toledana colgó una prueba de su vuelta en Instagram. Una vez más, la presentadora no se quiso perder el partido de su marido. Iker Casillas disputó el encuentro de Champions frente a la Juventus –el cuadro portugués cayó en casa por 0-2-.

Fiel seguidora del guardameta, Sara no dudó en asistir al Estádio do Drgão. Y es que tras la escapada profesional a la ciudad inglesa, Carbonero ha reenganchado su vida diaria. Esta misma mañana, la hemos podido ver llevando en coche al pequeño Martín, disfrazado de Spider-Man.

Así pues, una prueba más de que la familia Casillas-Carbonero está atravesando un dulce momento. Afianzados en Portugal han dado con la tecla del éxito; alejados de las masas y el ajetreo de Madrid, el clan está más relajado y unido que nunca.

Fieles a su intimidad

El cambio de aires ha sonreído a Sara e Iker. Los dos personajes mediáticos han encontrado la tranquilidad que tanto ansiaban. Muy celosos de su intimidad, la pareja se marchó de España saturada.

Tanto Casillas como Carbonero han cribado al detalle lo que han querido sacar a la luz. No les gusta nada ser el centro de atención. Desean pasar desapercibidos. Sin embargo, por su popularidad, la prensa ha seguido a sol y a sombra a la pareja.

Una de cal y una de arena

Desde el inicio, la historia de amor se ha caracterizado por el secretismo. No entre ellos, que cada vez se les ve más cómplices, sino con el foco mediático.

En la Copa Confederaciones algo se empezó a cocer. Los rumores ganaron fuerza, pero ambos se mantuvieron al margen. Ni una palabra.

Un año después, Casillas desvelaba lo que era un secreto a voces. En un arrebato de euforia, tras ganar el Mundial de Sudáfrica, el capitán de la Roja le plantó un besazo a la 'chica de los deportes' de Telecinco.

Desde entonces nos han dado una de cal y una de arena. La pareja ha mantenido su vida familiar bajo candado; los dos embarazos, la boda, los bautizos, etc. Todo se ha cocinado de puertas para dentro.

Una posición muy comprensible, aunque teniendo el tirón y la repercusión que tienen, las cámaras no han cesado en su afán por conseguir 'cazar' los mejores momentos.

Instagram, el gran aliado de Sara

En los últimos meses, algo ha cambiado. Mientras que Casillas utiliza sus redes sociales para lanzar mensajes deportivos y publicitarios, Carbonero ha sabido reconvertirse en el mundo digital.

La imagen de la periodista se ha visto reforzada, ya que gracias a sus tiernos mensajes e imágenes, la toledana ha ganado empatía y cercanía con sus seguidores. En la justa medida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad