Los planes de Iker Casillas y Sara Carbonero para volver a España

stop

La pareja está cansada de la vida en Oporto y el portero pretende fichar por un equipo de la Liga

Problemas para Sara Carbonero e Iker Casillas

10 de octubre de 2016 (19:01 CET)

La aventura portuguesa no terminó de funcionar. Iker Casillas y Sara Carbonero se han sacrificado, lo han intentado, pero no ha sido suficiente. En Oporto no han encontrado la felicidad que tanto ansiaban cuando decidieron hacer las maletas y dejar su ciudad, Madrid. Probaron suerte, pero las cosas no fueron tan bien como esperaban. La tensión en Portugal fue más grande de lo que el portero intuía y desde España siguieron mirándole –sobre todo Josep Pedrerol y compañía– con lupa. Sara, por su parte, no terminó de hacer buenas migas con la gente y se siente muy sola.

Nunca es fácil la adaptación. Cambiar de ciudad, mudarse a otro país y aguantar dos años lidiando, además, con la nueva carga que supone ser padres. Por todo ello, la pareja, que ha protagonizado un "fin de semana precioso" con sus amigos en Corral de Almaguer, pueblo natal de ella, ha comenzado a moverse. Está diseñando un plan para dejar Oporto y regresar a España.

El contrato de Casillas con el club luso termina este verano, el 30 de junio de 2017, y ya tiene a su representante trabajando en opciones de futuro. La posibilidad de ir a Estados Unidos o Qatar estaba sobre la mesa, pero no lo ven claro. Si no se han terminado de adaptar bien a Oporto, aún parece más difícil que lo hagan en países tan lejanos y distintos. Ambos, pero sobre todo ella, valoran mucho tener cerca a su familia. Desde Oporto, al menos, pueden ir a visitarla rápidamente.

La Costa del Sol

Por esto mismo, el portero mostoleño está sondeando la posibilidad de volver a jugar en la Liga española, aunque ello suponga tener que enfrentarse al Real Madrid. Hay equipos de segunda línea que lo recibirían con los brazos abiertos y, en estos momentos, suena uno en concreto: el Málaga. El futbolista y el jeque Al Thani mantienen una buena relación, como ha podido comprobarse a través de Twitter, y ya se abrió una vía de negociaciones durante el verano. Las conversaciones siguen siendo fluidas y en Málaga parece que estarían encantados de poder cambiar a Kameni por Casillas.

Sara ve con buenos ojos vivir en la Costa del Sol. Además, podrían instalarse en Marbella, una zona que siempre les ha gustado mucho. Y ello también posibilitaría a la esposa de Casillas volver a buscar un trabajo en el mundo del periodismo, ya que echa de menos trabajar. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad