Los muertos en el vestuario que deja la victoria de España

stop

La Roja debuta con triunfo en la Eurocopa, pero deja en evidencia las carencias del equipo

La afición española celebra el gol de Piqué con la Roja en el debut de España en la Eurocopa | EFE

13 de junio de 2016 (20:34 CET)

Fue un debut con victoria, pero no el debut soñado. La selección española de fútbol desplegó sus armas contra la República Checa (1-0) y demostró que no se ha olvidado de jugar a fútbol. Sin embargo, también dejó patente que el gol es su gran asignatura pendiente y que los hombres de arriba tienen serias dificultades para superar a los porteros rivales. La próxima prueba, contra Turquía, será más exigente (17 de junio a las 21:00 horas). 

Álvaro Morata y Nolito sufrieron errores para generar peligro. El delantero de la Juventus tuvo dos ocasiones claras, peor fue incapaz de superar a Petr Cech y se convirtió en el primer relevado por Vicente del Bosque, que dio entrada a Aduriz, con más poder rematador. El futbolista del Celta estuvo muy precipitado y espeso. No generó ocasiones de peligro y también terminó en el banquillo. Son los dos principales tocados de muerte tras el sufrido debut de la Roja. No los únicos.

El tercer cambio fue Cesc Fàbregas. El siempre discutido jugador del Chelsea dio sus mejores años de fútbol a la roja en 2012, jugando de falso nueve. Como centrocampista le faltan la fluidez de Iniesta y la visión de Xavi. Se supone que tiene más gol, pero no lo demuestra últimamente. Por detrás suyo aprietan otros dos jugadores que podrían quitarle el puesto: Thiago Alcántara y Koke.

El gran señalado es Del Bosque

El cuarto hombre que evidenció no estar del todo fino es Juanfran. Al lateral del Atlético aún le pesa el penalti de Milán, que supuso la Undécima Champions para el Real Madrid. Se desplegó bien físicamente, pero en ataque aportó escasos recursos. Héctor Bellerín también pisa fuerte por detrás.

El gran señalado, de todos modos, no está en el terreno de juego. Se llama Vicente del Bosque y se juega mucho en esta Eurocopa. No tanto a nivel laboral, ya que se da por hecho que dejará la selección de todas todas este verano, sino a nivel de reputación. Tras el estrepitoso fracaso en el Mundial de Brasil puede quedar en muy mal lugar si la selección vuelve a quedar retratada. Su gran misión es devolver la verticalidad a la selección y encontrar soluciones cuando el rival se cierra.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad