Los cinco restaurantes en los que te encontrarás a Cristiano Ronaldo en Madrid (y los que ha borrado de su lista de favoritos)

stop

Los locales a los que acude el luso con asididad

La lista de la compra de Florentino Pérez para tapar una espantada de Cristiano Ronaldo  | EFE

08 de junio de 2017 (10:39 CET)

Le gusta disfrutar de la vida. Más aún si va acompañada del dulce momento profesional que atraviesa. Cristiano Ronaldo ha vuelto al primer plano del fútbol mundial.

El luso no pudo empezar la temporada al mismo ritmo de sus compañeros. La lesión que sufrió en la final de la Eurocopa 2016 le dejó en el dique seco a principios de curso.

Una vez recuperado entró en el equipo, pero su rendimiento estaba dejando mucho que desear hasta la segunda mitad de la temporada.

Clave en el doblete

Ahí el delantero explotó, alcanzó su mejor nivel, gracias también a los descansos que le ha dado Zinedine Zidane, que lo ha dejado fuera del equipo hasta en cinco ocasiones en la Liga.

Y es que el portugués es uno de los mayores 'responsables' del doblete histórico que ha sumado el Real Madrid –desde 1958 no se habían ganado Liga y Champions en una misma temporada- y de la segunda Champions League conquistada por los blancos.

Con todo, CR7 se está tomando unas merecidas vacaciones que, en ocasiones, le llevan por las calles de Madrid, y es que al delantero le encanta disfrutar de la gastronomía de la capital española.

De paseo por Madrid

Asimismo, es habitual encontrarle en restaurantes como el Urrechu -en Pozuelo de Alarcón- el Kabuki Wellington, el Tatel o el Ten con Tén -en el Barrio de Salamanca- o el Santceloni en el Paseo de la Castellana.

También se le puede encontrar en los locales del centro comercial Plaza de la Moraleja o en la Cafetería Miranda, un local de comida portuguesa.

En cambio, Cristiano habría vetado dos locales a los que solía acudir con frecuencia. Son el Mesón Txistu y el Asador Donostiarra, a donde acudía asiduamente peo en los que actualmente no hace acto de presencia debido a la multitud de periodistas que suelen estar en la entrada a la espera de cazar a algún crack del fútbol.