Llorando abrazados. Sara Carbonero e Iker Casillas así por esto. “Nadie se lo esperaba”

El momento más emotivo de la WAG y el ex portero del Real Madrid

Fotografía: Llorando abrazados. Sara Carbonero e Iker Casillas así por esto. “Nadie se lo esperaba” » Diario Gol
Fotografía: Llorando abrazados. Sara Carbonero e Iker Casillas así por esto. “Nadie se lo esperaba” » Diario Gol

Iker Casillas afronta uno de los momentos más decisivos de su vida. El de Móstoles sabrá en las próximas semanas si puede volver o no a los terrenos de juego de alto nivel.

El cancerbero anda preparándose para someterse a una serie de pruebas en marzo que determinarán su puede regresar al fútbol de élite después del infarto que sufrió el pasado mes de mayo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un poco de estiramiento… #2yearsago #tbt #cuandoentrenaba 😂

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

El plan B de Iker Casillas

Todo ello mientas se dice que podría ser uno de los candidatos a relevar a Luis Rubiales en la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Vamos, que si los médicos le dicen que no puede volver, Casillas tiene un salvoconducto. No se quedará sin trabajo.

Un reto tan apasionante como el anterior y que definen un panorama favorable en el domicilio de Iker y Sara Carbonero, después de atravesar una de las etapas más complicadas de su vida en común. Y es que no hay que olvidar que la WAG ha estado luchando por dejar el tumor maligno que le detectaron en el ovario ese mismo mes de mayo fatídico y todos los tratamientos que vinieron a continuación.

Iker Casillas y Sara Carbonero, emocionados

Aunque la recuperación de ambos no ha sido la única buena noticia relacionada con ellos que ha arrasado entre sus allegados y en las redes. Hablamos de la reconciliación de Casillas con sus padres, con los que hace unos cuantos años que no se dirigía la palabra. “Nadie se lo esperaba”, afirman en su entorno.

La relación entre el ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española ha sido nula durante los últimos años. Se decía que la separación se habría producido a raíz del descontento del portero con la gestión económica de su patrimonio por parte de su familia. Además, la distancia que hay entre Móstoles y Oporto, donde viven actualmente Sara e Iker, habría hecho que la situación no mejorara en los últimos años.

Sin embargo, según se ha sabido en las últimas semanas, Casillas se habría reconciliado con los suyos en una escena en la que acabaron “llorando y abrazados”.

Una reconciliación en la que, además, cuentan que Sara, dispuesta a todo para hacer feliz a su marido, habría tenido mucho que ver.

Publicidad