Sara Carbonero e Iker Casillas

Lío de celos: “Sara Carbonero la odia”. Y es por Iker Casillas

stop

El lío con la periodista española

17 de marzo de 2020 (15:40 CET)

Sara Carbonero e Iker Casillas tienen motivos más que de sobras para estar preocupados. El primero de ellos, lógicamente, es el que atañe a Sara. Y es que la presentadora comunicó hace ya unos meses que había tenido que acudir de urgencias para que le extirparan un tumor maligno en sus ovarios.

Un golpe muy duro para la toledana que llegaba, además, apenas días después de que as marido, Iker, le diera un infarto. Casillas ya está recuperado del susto, pero Carbonero sigue con su tratamiento.

Tratamiento que, obviamente, ha provocado que la actividad pública de la periodista, una de las mujeres más buscadas por las marcas y por los medios, se haya visto reducida drásticamente.

Por su parte, Casillas, que sabe muy bien que a su edad y tras el infarto no va a volver a vestirse de corto, quiere seguir vinculado al mundo del fútbol. De ahí que se haya presentado a las elecciones de cara a presidir la Federación Española de Fútbol. Elecciones que, teniendo en cuenta cómo está el país a día de hoy, no se sabe aún cuando tendrán lugar.

Los celos de Sara Carbonero

Por si con ello no tuvieran suficiente los dos, parece que los haters de Sara han querido recordar una polémica en las redes. Y es que hace un tiempo no fue otro que el paparazzi Jordi Martín el que aseguro que la relación entre Sara y la ex de Iker, Eva González, no es que sea precisamente la de mejores amigas.

Es más, el paparazzi fue un paso más allá y aseguró que “Eva González y Sara Carbonero se odian”, tal y como recogía Divinity. Hay quien apunta que es una cuestión de celos y que “Sara Carbonero la odia”.

sara carbonero eva gonzalez

Lo cierto es que, pese a que este rumor siempre ha circulado por las redes, las veces que han coincidido en algún acto, las dos se han mostrado más que educadas y simpáticas la una con la otra. Pero, como bien saben las dos, sus detractores siempre están dispuestos a echar un poco más de agua al vino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad