Las pérdidas de Paula Echevarría con Miguel Torres: cifras en rojo a final de mes

La pareja y el lío que prefieren tapar

Fotografía: Las pérdidas de Paula Echevarría con Miguel Torres: cifras en rojo a final de mes
Fotografía: Las pérdidas de Paula Echevarría con Miguel Torres: cifras en rojo a final de mes

Paula Echevarría y Miguel Torres tienen un serio problema. Un problema con el que, de hecho, Paula, no se había encontrado nunca. Y es que, los dos, como pareja, no venden.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Partner in life 💙💦 #Mio ❤🌹🔐

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche) el

Es cierto que su relación va más que viento en popa y que, al contrario de los que muchos apuntaban cuando se supo que su relación era oficial, el tiempo no ha hecho más que consolidarla.

Sin embargo, como bien saben los seguidores de la de Candás, su peso en los medios y en las informaciones relacionadas con la prensa rosa y el famoseo ha caído en picado. Incluso hay quien asegura que las cifras al final de mes en cuanto a su presencia mediática están más que en rojo.

Paula y Miguel no venden

No es que sea precisamente ningún secreto que Paula sí que se encuentra en un momento muy dulce. Ojo, no a nivel televisivo o en cuanto al cine, donde su presencia va a menos, pero sí a nivel de colaboraciones con distintas marcas.

La presencia de Echevarría en diferentes campañas comerciales no hace más que crecer y sus ingresos por publicidad y por acuerdos con marcas top no hacen más que crecer.

Sin embargo, su relación con Miguel no vende como sí que vendía la que tenía en su época con David Bustamante. Con su ex pareja era muy habitual encontrarles en portadas de revistas, exclusivas y en muchos medios. Ahora, con Miguel, una vez pasó el ‘boom’ inicial de la pareja, este impacto ha derivado en pérdidas incluso.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

All you need is love ❤

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche) el

En este sentido es importante destacar que Torres no ha querido entrar precisamente mucho al trapo. Al contrario que Bustamante, que al ser una estrella de la música sí que se daba a este tipo de vida en los medios, el ex futbolista se mantiene en un segundo plano. Y eso, al final, se nota en cuanto a repercusión. Por suerte, y eso es lo más importante, los dos están más que felices con su relación. Una relación que cada día que pasa se hace más fuerte.