Las manzanas podridas de Mourinho en el vestuario del United 

stop

El técnico luso ya tiene a sus enemigos

Mourinho destripa a un crack del Barça: no lo quiere en el United ni a mitad de precio

14 de julio de 2016 (17:24 CET)

No es la primera vez. José Mourinho no es un hombre fácil. El nuevo técnico del Manchester United destaca por su gran talento como entrenador pero también por su fuerte carácter. Y es que en el Real Madrid ya tuvo problemas con algunos pesos pesados del vestuario. Mucho se habló de ello. Las manzanas podridas del luso cuando estuvo en el club blanco tenían nombre y apellido: Iker Casillas, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo.

El portugués quería hacer y deshacer a su libre albedrío en la casa merengue, pero los grandes jugadores no le dejaron. De hecho, 'Mou' saltó del banquillo madridista porque los hombres fuertes del vestuario no quisieron pasar por el aro. Y es que según desvelan fuentes internas del club madridista, tuvo más que rencillas con Ramos, Cristiano y, sobre todo, con Iker.

Con la lección aprendida, en el Real Madrid y también en el Chelsea, el técnico portugués no quiere que le vuelva a suceder lo mismo. Por ello, quiere cortar por lo sano desde inicio. Y es que en la casa blanca ya vio como Florentino le hizo la cama y la facilitó la salida. Ahora, no quiere repetir lo mismo, por lo que ya tiene a sus señalados en la plantilla inglesa: Daley Blind, Bastian Schweinsteiger, Juan Mata y Marcos Rojo.

Mourinho anda con pies de plomo  

Los cuatros jugadores son grandes pesos pesados del Manchester United. Y es que Schweinsteiger es un jugador ya veterano al que le gusta tenerlo todo bajo control. De hecho, se dice que tiene un carácter muy fuerte, por lo que Mourinho intuye que podría tener problemas con él. En su día, Guardiola ya tuvo polémicas con el futbolista en el Bayern.  

Por su parte, Juan Mata es un jugador que se ha convertido en un icono del United. Y es que el español mueve los hilos en el vestuario y tiene a la grada en el bolsillo. Ahora, no estará dispuesto a que nadie le haga la competencia. En tercer lugar, el luso también está alerta con Rojo. El argentino ya lleva dos años en el equipo inglés y se ha puesto a sus compañeros en el bolsillo. El argentino tiene un carácter fuerte y muy personal.

En último lugar, el portugués tiene bajo lupa a Blind. El neerlandés aterrizó hace dos años en el United, pero ya se ha convertido en una pieza clave. De hecho, se trata de un jugador que tiene mucho peso en la plantilla inglesa, por lo que en un momento dado podría suponer una amenaza para Mourinho. Y es que como el técnico portugués ya ha sufrido en su propia piel la revolución de jugadores en su contra, ahora vigila bajo lupa los futbolistas con más peso dentro del vestidor. La historia de 'Mou' con el United justo acaba de comenzar. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad