Las fotos prohibidas de Pilar Rubio: así era antes la novia de Sergio Ramos

stop

El secreto mejor guardado de la pareja de Sergio Ramos

El video íntimo de Pilar Rubio que arrasa en YouTube

04 de abril de 2017 (19:45 CET)

¿Quién tiene el secreto de la eterna juventud? Dicen que Jordi Hurtado. Sin embargo, no se descarta que Pilar Rubio le haya pedido la receta al presentador de Saber y ganar. Hubo un tiempo en que trabajaban para la misma casa. 

A sus 37 años, la pareja de Sergio Ramos está radiante. Nos deleita semana tras semana con publicaciones en Instagram que no tienen desperdicio. 

La colaboradora de El Hormiguero no tiene reparo en presumir de apariencia física. Y es que parece que los años no pasen para ella. Mamá de dos pequeños, la presentadora mantiene un cuerpazo perfecto que pone el broche de oro con unos ojos que hipnotizan.

Sin embargo, parece ser que no todo es constitución. Aunque la mujer del crack del Real Madrid se apresura en desmentir que haya pasado por el quirófano, la realidad es que los rumores acerca de sus 'arreglillos' llevan varios meses corriendo como la pólvora.

Tras recuperar milagrosamente su tipo al dar a luz a Sergio Júnior y Marco, las informaciones inundaron los medios y las redes sociales.

El secreto confesado: el deporte

A Pilar no les sentaron nada bien las especulaciones y lo negó rotundamente. "No me he hecho nunca una operación de cirugía estética" aseguró Rubio en declaraciones a la revista Hola.

La televisiva explicó que su secreto era el esfuerzo y el deporte. Aun así, los expertos en cirugía plástica, sí sospechan que Pilar se ha retocado la nariz, los pómulos y los pechos en alguna ocasión.

Las imágenes de sus inicios en televisión la delatan. Más corpulenta, con la cara más rellenita y los pechos menos redondos: así posaba la también modelo en El precio justo. Luego dio el salto a la fama en La Sexta, con Sé lo que hicisteis

La pareja del madridista brilla con luz propia y deja huella del riguroso entrenamiento que hace rutinariamente. Ahora bien, parece posible que se haya ayudado en alguna ocasión. El resultado es claro: un cuerpo de infarto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad