Las fotos de la noche más loca de Pilar Rubio

stop

La pareja de Ramos se suelta la melena

Pilar Rubio pasa una noche loca | Instagram

23 de enero de 2017 (17:44 CET)

No para quieta. Pilar Rubio es una mujer activa y animada. Más allá de conciliar su faceta laboral con la vida familiar y el deporte, la pareja de Sergio Ramos también encuentra huecos para el ocio. 

A sus 38 años y con dos hijos, la televisiva sigue disfrutando de momentos para fomentar su vida social. Cenas, conciertos, fiestas. La morena no se priva de nada. Acompañada del capitán del Real Madrid o sin él, la de Torrejón de Ardoz no se pierde una. 

A diferencia de otras influencers del momento, Pilar ha optado por separar su vida familiar de la personal.

Y es que la morena no muestra sus momentos más tiernos junto a los pequeños de la casa –únicamente en ocasiones muy puntuales-. Además, las imágenes en las que aparece junto al madridista han caído en picado. 

Rubio ha cambiado totalmente las tornas. La colaboradora de El Hormiguero sigue más activa que nunca en las redes sociales, aunque en la mayoría de sus publicaciones aparece sola. Ni rastro de su faceta como mamá. 

Mientras que otras WAGs como Sara Carbonero, Shakira, Melissa Jiménez o Vanesa Lorenzo muestran sus momentos dulces junto a sus pequeños, Pilar se ha desmarcado. Curioso. 

La última noche loca de la diva 

Sin embargo, la última noticia que ha puesto a la cara bonita de Antena 3 en el punto de mira no tiene que ver con su Instagram. Unas fotografías de la mujer de Ramos en un concierto de Obús ha encendido la llama. 

Ariadna, la hija del cantante Fortu, publicó en sus redes sociales una fotografía junto a Pilar. Ambas posan muy contentas. Y es que Rubio no se quiso perder el concierto 35 años-35 canciones de uno de sus grupos favoritos. 

Una velada de lo más entretenida, en la que la televisiva pudo disfrutar de una de sus pasiones: la música Heavy Metal. 

Aun así, eso no fue todo. Pilar se soltó la melena y no dudó en terminar el concierto subida al escenario. Al lado de Fortu, la mujer de Ramos sacó su lado más rockero. Cantó y bailó. Lo dio todo.  Ni rastro de Sergio ni de los pequeños en una noche muy especial para Rubio.