La visión de Pep Guardiola: una confesión inconfesable

stop

El técnico teme los caprichos del destino, pero asume que acabará contento pase lo que pase

La visión de Pep Guardiola

16 de marzo de 2016 (13:10 CET)

Todas las miradas señalan a Pep Guardiola. El pasado y el futuro del técnico pesan mucho en el día a día de su trabajo en Múnich. La Champions es un arma de doble filo. Sabe que estará incómodo si el sorteo de cuartos empareja al Bayern con el Manchester City, su próximo destino. Pero más incómodo será su presentimiento, en el caso de que se cumpla.

Guardiola solo ve un equipo con capacidad de pelearle la Champions esta temporada: el Barça de Luis Enrique. El técnico de Santpedor se ve en la final y teme que, en el bando contrario, estarán los Messi, Neymar, Suárez y compañía. Solo la sorprendente eliminación de uno de los dos, o un enfrentamiento entre ambos en cuartos/semifinales variarían este escenario. Cree que Bayern y Barça serán los equipos de la final de Milán.

Pep tiene el corazón dividido. Su pasado y su sentimiento contra su trabajo y profesionalidad. El técnico ha comenzado a comentar con su entorno que una final Bayern-Barça sería el partido "más difícil y duro" de su carrera. No por el juego, sino por los sentimientos. Si gana, habrá dejado a su Barça sin otra Champions; si pierde, se quedará con la espina clavada de la Orejona con el Bayern. Pase lo que pase, si llega el partido, Guardiola tendrá una parte de felicidad y otra, de tristeza.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad