La última ruina de Sara Carbonero

stop

La mujer de Iker Casillas queda retratada

Sara Carbonero junto al logo de SlowLove

12 de diciembre de 2016 (21:35 CET)

Sara Carbonero está en caída libre. Baja su caché, pierde atención mediática y, lo peor de todo, sus empresas van a la baja. Alguna está en números rojos.

El entramado empresarial de la mujer de Iker Casillas es una ruina. Su gestión de los negocios la ha dejado completamente retratada.

Sara tiene dos empresas con actividad en estos momentos: Recuerdos de Sudáfrica SL y Slow Love SL. Ninguna va demasiado bien.

Complementos de belleza

Aunque la situación preocupante afecta a la segunda. Se trata de una sociedad radicada en Móstoles que Sara fundó en asociación con la presentadora de televisión Isabel Jiménez.

Slow Love es una empresa que gestiona la venta on line de complementos de belleza, pero por el momento no ha recuperado la inversión inicial.

La citada sociedad está en números rojos a pesar de que las cifras de facturación fueron elevadas: 312.600,89 euros, según publica Vanitatis.

Números rojos

Sin embargo, el resultado del balance de cuentas se mantiene en 19.811,39 euros negativos. El objetivo de Sara con esta empresa es "ir despacio pero segura".

El motivo de las pérdidas se encuentra en que el nivel de gasto todavía es elevado: debe pagar impuestos y a los empleados de la entidad.

Una historia de amor

La otra empresa de Sara, la originaria, es Recuerdos de Sudáfrica. El nombre lo dice todo. La montó a raíz de ese famoso beso con Iker Casillas durante el Mundial de 2010 que dio la vuelta al mundo.

Las cuentas de facturación de 2015 presentadas al Registro Mercantil arrojan 254.844,52 €, pero los resultados del balance apenas llegan a 30.000 euros (29.114,35). Nada que ver con los 528.358 euros de 2011.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad