Iker Casillas y Sara Carbonero |EFE

La última hora de Iker Casillas (y no es buena): “La carita de Sara Carbonero es brutal”

stop

El ex portero del Real Madrid se encuentra en problemas

11 de mayo de 2019 (14:52 CET)

Poco a poco vuelve a la normalidad al domicilio de Iker Casillas y Sara Carbonero. El cancerbero va dejando atrás el infarto que sufrió la semana pasada y por el que fue intervenido de urgencia. Sin duda, uno de los momentos más complicados de su vida.

Una calma a la que quiso contribuir también el presidente del Oporto, Jorge Nuno Pinto da Costa con un mensaje tranquilizador.

“Felizmente no tuvo las consecuencias que podría haber tenido. “De cualquier forma, obliga a un internamiento hospitalario y a un período de reposo e inactividad", apuntó el mandatario.

Mensaje tranquilizador para Iker Casillas

Además, Pinto da Costa también se refirió al futuro del de Móstoles en el club luso, con quien recientemente había renovado por un año más. ”Casillas es un hombre impoluto, con carácter excepcional, un hombre con H mayúscula del que todos nos enorgullecemos”, comentó”. “Todo lo que haremos a partir de este momento tendrá que tener un esfuerzo extra para que él continúe siendo el atleta más victorioso del mundo . ¡Fuerza Casillas! ¡Tú eres Oporto!", subrayó, dando a entender que el club le esperará para que vuelva a la portería.

Sin embargo, parece que las intenciones del Oporto con el cancerbero no van ni de lejos por donde apunta Pinto da Costa.

Puñalada a Casillas

El discurso que dan de puertas para fuera no tiene nada que ver con lo que se maneja internamente. Según las informaciones que llegan desde Portugal, en la entidad lusa ya le han empezado a dar la espalda a Casillas y le están poniendo el lazo.

Según el diario A Bola, en el Oporto están preparando una oferta por Jasper Cillessen, del FC Barcelona. El holandés no tiene minutos en el conjunto culé y vería con muy buenos ojos salir de la ciudad condal. Y en el conjunto portugués ya están con la caña preparada para cuando dé el pistoletazo de salida el mercado estival.

Cillessen | EFE

Unas informaciones que no han pasado desapercibidas en casa de los Casillas-Carbonero. Y algunos se han referido a cómo puede afectar esto a la familia: “La carita de Sara Carbonero es brutal”. Y es que ahora que Sara había recuperado su trabajo como periodista y ya se había adaptado por completo a su nueva vida, probablemente tenga que cambiar de planes en las próximas semanas su a su marido, como todo indica, le dan la patada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad