La última guerra de Cristina Pedroche saca los trapos sucios de su pasado

stop

El resbalón más grande de la vallecana

Cristina Pedroche y David Muñoz salen a palos| EFE

08 de mayo de 2017 (14:05 CET)

Lío gordo. Cristina Pedroche se ha metido en un berenjenal de que le costará salir. La vallecana ha encendido las redes sociales con unas de sus últimas declaraciones.

Todo empezó con las declaraciones de Tony, uno de los 'stagiers' que han pasado por las cocinas de El Bulli, de Ferrán Adrià, y de Diverxo, el restaurante de David Muñoz.

Empieza el lío

"Muchos no aguantan más de una semana, como mucho un mes. Yo he visto a más de uno salir a tomar un café y no volver nunca más. A la semana siguiente, ya hay otro chaval sustituyéndole. La rotación en estos sitios es enorme, tienes que ser muy fuerte para aguantar porque en muchos casos, además de la exigencia y las horas, te tratan como a una rata", denunció el cocinero.

Unas declaraciones a las que respondió el chef Jordi Cruz –presentador del programa Master Chef-  , en las que defendió que los becarios no debían cobrar un sueldo dado que son "aprendices".

Las declaraciones de Cruz montaron un lío gordo en las redes sociales, en las que los jóvenes en situaciones precarias –hoy en día es una gran mayoría- dispararon a discreción al elitista cocinero.

Intervención desafortunada

Pero la historia no se quedó ahí. Cristina Pedroche echó más leña al fuego al intentar defender al gremio de chefs, del cual forma parte su pareja.

"El problema está en los stagiers, que son profesionales que quieren aprender de los mejores, esta gente podría tener un sueldo elevado en cualquier restaurante, pero quieren aprender de los mejores, del taller de Can Roca, Diverxo, Martin Berasategui, Jordi Cruz...", dijo la madrileña, aludiendo a que en todo caso la elección de trabajar sin cobrar es de los jóvenes.

Pero aún fue cuando culpó a los propios aprendices de hacer más horas de las que les toca: "Lo que pasa es que los stagiers tienen una jornada de cinco horas y claro, en cinco horas no ves todo un servicio, entonces se quieren quedar más horas, ese es el problema", comentó.

La intervención de Pedroche en este asunto provocó un auténtico revuelo en las redes sociales. Los seguidores de la vallecana le acusan de no acordarse de sus orígenes humildes y de sus inicios  en el periodismo al ir en contra de los cocineros becarios.

Pocos como ella saben lo difícil que es encontrar una oportunidad en algunas profesiones y lo complicado que a veces se hace mantenerla al no tener los recursos económicos necesarios. El resbalón de Cristina ha sido antológico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad