La petición oculta en la amenaza de Simeone al Atlético

stop

El técnico argentino tensa la cuerda en el club rojiblanco

El Real Madrid enciende la mecha en el Atlético y provoca la revolcuión de Simeone | EFE

30 de mayo de 2016 (12:57 CET)

Diego Pablo Simeone está tocado. El técnico del Atlético encajó muy mal la derrota contra el Real Madrid en la Champions y tras la final proclamó que abría un periodo de reflexión en el que no descartaba nada. Ni tan siquiera su salida del club. En el vestuario del Calderón, sin embargo, están convencidos de que Simeone no se irá, pero saben que el entrenador está molesto con la cúpula del club. Con Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, y con Enrique Cerezo, presidente.

Las horas después de la derrota de Milán fueron muy duras para el Atlético. Gil Marín contactó con Simeone y le transmitió su total confianza. También le prometió que el club hará todo lo posible por mejorar el nivel de la actual plantilla. Es decir, le dio garantías de que el Atlético fichará en verano.

Simeone quiere que el Atlético se defina. Que sus dirigentes se posicionen sobre el futuro del club. Él quiere seguir peleando con el Real Madrid y el Barça, y pide todos los medios posibles. Quiere refuerzos y los quiere de nivel. Entre ellos, un delantero centro top. Ya sea Diego Costa, ya sea Cavani.

Fichaje mediático

El entrenador del Atlético reclama un fichaje mediático para ilusionar a la afición y al vestuario. Simeone quiere que el club dé un golpe de efecto en el mercado de verano. Actualmente, el club ingresa unos 200 millones de euros, casi el doble que cuando él asumió el mando del primer equipo. Y ahora reclama una fuerte inversión para que el equipo se mantenga en lo más alto y pueda luchar por los grandes títulos.

Las palabras de Simeone en Milán no fueron gratuitas ni fruto de la decepción. Las tenía muy bien estudiadas. Era su manera de presionar a la cúpula del club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad