La oscura historia de Cesc Fàbregas que circula entre jugadores del Barça

stop

El internacional español cuenta con un amplio abanico de enemigos en la selección española

Cesc Fàbregas, derrotado, como Sergio Busquets y Juanfran, tras caer eliminados de la Eurocopa contra Italia | EFE

04 de octubre de 2016 (03:47 CET)

Correrán ríos de sangre en la selección española. La rivalidad entre futbolistas del Barça y del Real Madrid está más candente que nunca. El motivo, al parecer, viene de antes. Tanto por los jugadores blancos que se quedaron fuera de la Eurocopa –como Isco Alarcón– como por aquellos con pasado en el Barça que fueron perdiendo protagonismo: Pedro y Cesc son los mejores ejemplos. El caso del de Arenys esconde una oscura historia, ya que pese a demostrar bien poco, siempre contó con la confianza de Vicente del Bosque. Hasta que lo han vetado.

La llegada de Julen Lopetegui ha convulsionado ligeramente el ambiente en la Roja. El nuevo seleccionador, hombre de carácter mucho más fuerte que Del Bosque, se reunió con varios pesos pesados de la selección. Con algunos, como es el caso de Iker Casillas, para comunicarles que no iban a contar. Con otros, para transmitirles su confianza. Pero en la mayoría de los casos, Lopetegui aprovechó la visita a los veteranos para informarse sobre la actitud de determinados futbolistas. Quería saber hasta qué punto era conveniente seguirlos llevando.

Uno de ellos era Cesc Fàbregas, que está entre los cuatro grandes señalados que no han sido llamados para ninguna de las dos primeras convocatorias de Lopetegui. Pedro tampoco lo ha sido, pero en su caso responde a un castigo explícito por la falta de respeto que mostró a Del Bosque en la pasada Eurocopa, exteriorizando sus quejas. A Lopetegui no le ha temblado el pulso. El desprecio no fue hacia él, pero sabe que en un futuro sí que podría serlo. No quiere eso.

Bandos en la Roja

De Fàbregas también le habían llegado malos rumores, pero le sorprendía que Del Bosque hubiese confiado en él hasta el final. Era evidente que no aportaba mucho en el juego de equipo y fue el titular que más chirrió en la pasada Eurocopa. Lo que se comenta en el vestuario del Barça es que algún jugador del Madrid vetó al de Arenys. Pidió a Lopetegui –o se lo dio a entender– que no era buena idea que lo convocase.

Al parecer, Piqué también participó en aquellas reuniones individuales y también le preguntaron sobre algunos de sus compañeros. Es por ello que en el Barça apuntan a Sergio Ramos, otro peso pesado que pudo dar datos. Ramos sabe que Cesc ya no es el que era y, sobre todo, que cuando está con él, Piqué se vuelve mucho más indomable. Cosa que no gusta a los madridistas. De momento, Lopetegui parece escuchar sus plegarias.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad