El vídeo secreto de Shakira y su baile más sensual ("¡¿Está desnuda?!")

La operación de Shakira termina en drama: Piqué está roto

stop

Malas noticias para la cantante Latinoamericana más exitosa del mundo

17 de diciembre de 2017 (11:03 CET)

Cogió un avión a principios de diciembre para volar a Boston. Allí se puso en manos del prestigioso laringólogo Steven M. Zeitels, el mejor del mundo en el tratamiento de problemas que afectan directamente a la voz.

El palo en la consulta fue de los que marcan época. El cara a cara con Steven dejó a Shakira muy tocada.

Las noticias que llegan desde el otro lado del charco avisan de peligros que podrían resultar insalvables para la cantante colombiana tras someterse a la operación, que a priori fue un éxito. El objetivo es erradicar su hemorragia en las cuerdas vocales.

Las probabilidades de que la voz de la cantante pueda verse afectada después de la intervención y cambie son altas. El doctor Zeitels habría sido contundente con la mujer de Piqué: no le puede asegurar que vuelva a ser la misma de siempre después de una operación con riesgos que podría alejar a la cantante de su timbre característico, clave en su carrera.

Las redes sociales echan humo: "Shakira no volverá a cantar". Seguramente sea decir demasiado. Sin embargo, hay argumentos para pensar que no volverá a cantar igual que lo hacía antes. Su especial voz corre riesgo de quedar levemente mermada. 

Piqué, muy preocupado 

Incluso Gerard Piqué está muy procupado. Según ha podido saber Diario Gol, el central del barça se está portanco como un caballero y ha frenado cualquier decisión para poner punto y final a una relación que sigue bajo mínimos. Hay pacto entre la pareja: de cara a la opinión pública se quiere transmitir sensación de normalidad para terminar con unas especulaciones que han dado en la diana.

El mejor ejemplo del via crucis al que se expone Shakira lo está viviendo otra cantante ilustre, Adele. La británica se ponía en manos de Zeitels en 2011 para terminar con la misma patología que ha asaltado ahora a Shak con un resultado dudoso: los conciertos cancelados van en aumento y sus intervenciones se miden con cuenta gotas.

Adele no esconde que su voz, después de pasar por el quirófano, no es la misma. La diva lleva años reeducando su canto con clases intensivas que intentan paliar un deterioro que, con el paso del tiempo, advierten los expertos, puede ir a más.

Shakira, que ha decidido asumir el riesgo, está avisada: probablemente, nada volverá a ser igual. Un drama que calla bajo estricto secreto para no disparar una alarma pública que en el entorno de los Mebarak suena sin parar y que tiene a Piqué sin dormir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad