Sara Carbonero y la polémica con Telecinco | EFE

La nueva Sara Carbonero de Telecinco (“Sarita no servía ni para traer cafés”)

stop

La sustituta de la mujer de Iker Casillas para el Mundial de Rusia

24 de mayo de 2018 (13:11 CET)

Mediaset España anunció el pasado miércoles el equipo de periodistas que cubrirán el próximo Mundial de Rusia en Telecinco. Y la sorpresa (o no) es que Sara Carbonero no está en la lista.

La mujer de Iker Casillas, que sí que había sido una de las protagonistas de los dos últimos mundiales, le tocará ver a España desde el sofá de su casa. Y, como suele ser habitual en estos casos, sus detractores no han tardado en dedicarle algún que otro piropo en las redes sociales.

Sarita no servía ni para traer cafés”, “estaba allí por guapa” o “mucha cara bonita y poco periodismo” es una pequeña muestra de cómo, una parte de la red, ha ‘agradecido’ a Telecinco que la cadena haya decidido prescindir de ella.

La nueva Sara Carbonero

Entre otras cosas porque la que será la sustituta de Sara tiene muchos adeptos. No es otro que María Gómez, que, entre otros, ha participado en programas de televisión y de radio como Dani&Flo, de Cuatro, 90 Minuti de Real Madrid TV o en Anda Ya, de Los 40.

Si bien nunca ha tenido mucha experiencia en el mundo del deporte, Gómez destaca por su buen humor y por sus cualidades comunicativas. Una nueva cara que, creen en Telecinco, que hará olvidar rápidamente a Sara.

María Gómez 

María Gómez 2

María Gómez 3

Sara Carbonero se aleja de la televisión

Una Sara que cada vez está más alejada de la pequeña pantalla. Tras ser muchos años la imagen de los deportes de la cadena de Paolo Vasile, la toledana decidió pedir una excedencia (que aún disfruta) para acompañar a Iker en su aventura portuguesa.

Y no podía haberle sentado mejor. Carbonero, alejada del ajetreo del periodismo y del acoso de los paparazzi, ha encontrado en Oporto la paz y la tranquilidad que tanto buscaba.

De hecho, ha podido hacer de unas de sus pasiones, la moda, un modo de vida. Entre la web y la marca Slow Love, y sus distintas campañas publicitarias con exitosas marcas de ropa o de complementos, la español parece haber dejado de lado su faceta como periodista.

Algo que, al menos por lo que se puede leer estos días en las redes, más de uno le agradece.