La noche sin freno de Sara Carbonero en un hotel de lujo de Oporto (¡Alucinarás con las fotos!)

stop

El matrimonio se marcha de escapada romántica

El último capricho de la familia Casillas-Carbonero | EFE

13 de febrero de 2017 (14:51 CET)

Nido de amor. Sara Carbonero e Iker Casillas  están de celebración. La pareja acaba de cumplir siete años de amor y lo ha querido festejar por todo lo alto. Desconexión absoluta bajo el romanticismo de Oporto.

Sutiles y discretos como siempre, la periodista y el guardameta han querido pasar una velada de lo más íntima. Y es que el matrimonio ha encontrado en un rincón de la ciudad lusa el mejor aliado para celebrar su amor.

Casados hace medio año y con  dos pequeños en común, Martín y Lucas, la relación entre Iker y Sara está atravesando por su mejor momento. Totalmente afianzados en el país vecino, los dos españoles viven una historia más que envidiable.

Por ello, para esta fecha tan señalada, su séptimo aniversario, Casillas y Carbonero han querido regalarse una noche mágica.

La toledana y el de Móstoles han dejado en casa a sus dos hijos para pasar un día sin responsabilidades ni distracciones. Solo el uno con el otro.

Una escapada a Vila Nova de Gaia

El domingo, con la resaca de la victoria del FC Porto ante el Vitoria Guimaraes, la pareja se vistió de gala para pasar una íntima velada en un hotel portugués –The Yeatman-.

El nido de amor, situado en Vila Nova de Gaia, es de lo más lujoso. Con unas vistas espectaculares al río Duero y al centro histórico de Oporto, este hotel es ideal para parejas.

Además, el spa de lujo de este hotel vinícola dispone de piscina cubierta grande y de bañera de hidromasaje con vistas panorámicas a la ciudad de Oporto. 

Aquí no queda todo. El nidito del clan Casillas-Carbonero también tiene un restaurante galardonado con 2 estrellas Michelin. Lujo en estado puro.

La mejor habitación para Iker y Sara

En este caso, la pareja ha tirado la casa por la ventana y se ha alojado en la joya de la corona: la suite Bacchus.

A juzgar por las fotografías publicadas, Sara e Iker han dormido en una habitación de 150 m2, con techo de madera, terraza interior y una chimenea.

Además, la Bacchus también dispone de un jacuzzi redondo y una cama giratoria que se puede orientar hacia a una de las dos grandes pantallas de plasma o hacia las ventanas de 6 metros de altura que ofrecen vistas panorámicas.

Una habitación en la que la noche cuesta aproximadamente unos 1.000 euros. El matrimonio cenó en el restaurante –donde pudimos ver a la periodista comiendo un algodón de azúcar- y pasó la noche en esta maravillosa suite. El mejor regalo de aniversario para los dos 'tortolitos'. 

The Yeatman | Facebook

 

#7years

Una foto publicada por Iker Casillas (@ikercasillas) el12 de Feb de 2017 a la(s) 4:08 PST

 

Celebrando #7 #biendecaféqueyanoestamosacostumbradosatrasnochar #dayoff #romanceteam

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el13 de Feb de 2017 a la(s) 4:58 PST