La miseria de Víctor Valdés en Bélgica

stop

El portero planifica el futuro lejos de la Jupiler Pro League

La web del Standard de Lieja da la bienvenida a Víctor Valdés

27 de marzo de 2016 (10:45 CET)

Bélgica, tampoco. Víctor Valdés sigue tachando equipos, ligas y países en los que volver a sentirse un jugador importante. En 2014 tomó la decisión de no renovar con el Barça, se rompió la rodilla y comenzó un calvario que le ha llevado a la débil Jupiler Pro League. No está a gusto en Lieja. Recién llegado en el mercado de invierno, dejará el club en junio.

Valdés vive los mejores momentos deportivos de los últimos meses. En el Standard de Lieja, de hecho, es titular indiscutible y ya ha ganado su primer títulos: la Copa. El portero, sin embargo, no encuentra su sitio (ha recibido 12 goles en siete partidos) y critica el nivel de la competición belga, los métodos de trabajo del club, y las instalaciones de la entidad. El sueño de recuperar la motivación en el fútbol para por tener minutos en un equipo top. Sabe que es difícil, pero lo intentará a sus 34 años.

La cotización más baja de su carrera

La vida de Valdés cambió en el momento que optó por dejar el Barça. Entonces se rompió la rodilla y no volvió a vestir de azulgrana. Tampoco jugó con el Mónaco, que rompió el precontrato de su fichaje en cuanto conoció el alcance de su lesión. Y en el Manchester United, Louis van Gaal lo relegó a una esquina. Sin taquilla. Apartado. Con el filial. Dos partidos en la Premier League.

Valdés nunca tuvo una trayectoria fácil en el fútbol. Siempre sufrió en la posición solitaria de portero. En el primer equipo del Barça, y en especial con Pep Guardiola en el banquillo, disfrutó al fin del fútbol. En Bélgica, no obstante, asume que su valor de mercado cae en picado y es ya el más bajo de su carrera (4,5 millones, según Transfermarkt). Aterrizó en el Standard con una cotización de cinco millones, pero se ha devaluado en apenas tres meses. Quiere salir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad