Paula Echevarría

¡La locura que se ha gastado Paula Echevarría y Miguel Torres en verano!

stop

La pareja se deja un pastón durante el periodo estival

29 de agosto de 2019 (12:18 CET)

Menudo veranito se ha pegado la actriz Paula Echevarría. La intérprete de Candás y su pareja Miguel Torres han pasado un periodo estival a todo trapo y sin descanso. Los enamorados no han parado de aquí para allá.

Vacaciones a lo grande

Primero estuvieron en Disneyland Paris, a donde acudieron junto a la hija de Paula y David Bustamante, Daniella. Allí estuvieron disfrutando en familia de los personajes Disney y de las espectaculares atracciones del parque.

Posteriormente, Paula y Miguel se desprendieron de Daniella para pasar unos días románticos por Sancti Petri, disfrutando del sol, el calor, la playa y la piscina. Así lo pudimos ver en su cuenta de Instagram, donde publicó varias fotografías de ensueño que provocaron la envidia de la mayoría de sus seguidores.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

WELCOME TO PARADISE 💙

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Y por si fuera poco, días después pusieron rumbo a Italia. Desde allí la asturiana no dejó de colgar publicaciones en su cuenta de la red social, en las que se la ve junto a Miguel disfrutando de un viaje la mar de romántico.

La actriz y el futbolista estuvieron también disfrutando de la gastronomía del país del mediterráneo, así como de los paisajes espectaculares con los que cuenta la costa italiana.

Lo que se ha gastado Paula Echevarría en vacaciones

Pero hubo más. Después de su paseo por Italia, Echevarría y Torres se desplazaron a Candás, la tierra natal de Paula, donde estuvieron pasando unos cuantos días más y, de paso, celebrando el cumpleaños de la celebrity.

 

Además, aprovecharon la estancia para visitar otros parajes del norte de la península. Una de estas, por ejemplo, fue a Galicia.

Unas vacaciones a las que el programa Cazamariposas ha puesto precio. Desde el programa han echado cuentas, sumando el coste aproximado de cada viajecito, arrojando una cifra final que está al alcance de muy pocos bolsillos. Y es que no son muchos españoles los que se pueden permitir gastarse 10.000 euros en un solo verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad