La gran enemiga de Sara Carbonero en Telecinco

stop

Mediaset tiene una nueva joya de la corona

La cara bonita que manda para casa a Sara Carbonero

08 de febrero de 2017 (11:32 CET)

Nueva reina en el gallinero. Sara Carbonero dejó hace un año y medio Telecinco. La presentadora de los Deportes pidió una excedencia y abandonó su puesto de oro en Mediaset.

Una prueba de amor. La toledana no lo dudó dos veces al marcharse junto a Iker Casillas a Oporto. El guardameta español se vio forzado a dejar el Real Madrid por la puerta de atrás, por lo que su amante lo apostó todo por el portero. Dijo adiós a la televisión.

Un año y medio más tarde, parece que esta decisión ha sonreído a la familia Casillas-Carbonero. Iker y Sara ya han pasado por el altar y han ampliado el clan con un nuevo pequeño, Lucas.

El cambio de tornas ha sido total, aunque todo apunta a que la toledana y sus tres príncipes han ganado, y mucho, en calidad de vida. Se han adaptado a las mil maravillas a la vida de la ciudad lusa. Un paraíso. Tranquilidad. Desconexión.

La nueva diva de Telecinco

Paralelamente, la vida ha continuado avanzando en la pequeña pantalla. La de Corral de Almaguer se marchó dejando el nivel muy alto. Sara era la gran joya de la corona. Con diferencia, la diva más codiciada.

Una baja que se notó considerablemente, aunque con los meses una nueva cara bonita ha cogido el testigo. Lara Álvarez es la nueva reina de Mediaset.

La periodista de Gijón entró en 2010 a la pequeña pantalla. Desde entonces, con poco ruido y mucho trabajo, ha ido avanzando paulatinamente. Y es que tras estar eclipsada como chica de los Deportes -primero en La Sexta y luego en Cuatro-, ha llegado el momento de la asturiana.

La más deseada en Mediaset

Desde que en 2015 presentó Supervivientes, Lara ha crecido como la espuma. Su duro trabajo al frente de programas como Tiramillas, Jugones o las carreras de MotoGP, ha tenido su recompensa.

Álvarez ha llegado al trono. Desde hace dos años es la gran diva de Telecinco. La escogida para Las Campanadas. La chica a la que le llueven los proyectos.

Radiante. Su simpatía, sus ojos vibrantes, su eterna sonrisa y su cuerpazo de infarto no han dejado a nadie indiferente.

Con una belleza sutil y elegante, la periodista de Gijón tiene un lugar de oro en Telecinco. Sara aún tiene la puerta abierta a regresar. ¿Compartirán trono Lara y Carbonero? Tiempo al tiempo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad