La foto prohibida de Sara Carbonero (la imagen más dura sale a la luz)   

stop

La imagen más íntima y sincera de la mujer de Casillas

Sara Carbonero no piensa ir a Liverpool

07 de abril de 2017 (15:46 CET)

Se suma a la causa. En los últimos meses, Sara Carbonero se ha convertido en una de las prescriptoras más chic de nuestro país. Desde Oporto, la mujer Iker Casillas ha conseguido fortalecer su imagen y abrirse camino en el sector de la moda.

La distancia no está siendo un impedimento para la toledana. Centrada en su vida familiar, junto a sus tres príncipes, la presentadora encuentra tiempo para cultivar también su faceta como influencer.

Muy presente en las redes sociales, donde deja huella de sus últimos modelitos y de su día a día, Sara ha conseguido apuntalar la marca 'Carbonero'. Sutil, elegante, moderna, discreta y sincera, la de Corral de Almaguer protagoniza la mezcla perfecta.

Tanto es así que su blog en la revista Elle, Cuando nadie me ve, está triunfando. Además, su tendencia a la alza en las redes sociales la sitúa en la cúspide. Con 1,2 millones de seguidores en Instagram, la morena crear furor con cada una de sus publicaciones.

Y es que más allá de ser un buen gancho para las grandes marcas y para numerosos proyectos publicitarios, Sara aprovecha su popularidad para romper lanzas a favores de causas que considera importantes.

Cercana y humanitaria

Hace pocos días, Carbonero se sumó a la iniciativa Cambia tu mirada para el Síndrome de Down. Un ejemplo que se suma a la bonita publicación de Resistiré para apoyar a los pequeños con cáncer o al cariñoso mensaje que lanzó al conocerse el triste accidente del Chpecoense.

Ahora bien, estos ejemplos no son los únicos. Hace un tiempo, Sara sacó a la luz una fotografía para ensalzar las imperfecciones. Naturalidad en estado puro. Una prueba de lealtad más personificada, pero con un fondo común: dejar atrás los prejuicios y resaltar la parte humana.

En este caso, la gran prueba de ello saltó a la luz hace unos meses. La televisiva Tania Llasera fuera criticada por las redes sociales por su aumento de peso. Tras dejar de fumar, la rubia cogió algunos kilitos.

Un aluvión que comentarios que dejaron en evidencia a la colaboradora de Telecinco. Los detractores fueron más que injustos. Sin embargo, la toledana quiso dar un paso al frente para echarle un capote a su compañera.

En un arranque de sensatez, la esposa de Iker colgó unas fotografías en las que se podía ver perfectamente una cicatriz que la morena tiene en el brazo.

Un paso al frente más de la presentadora que encendió los aplausos en las redes sociales. Natural como la vida misma, Carbonero está aprovechando su tirón para dar apoyo a las buenas causas. Chapeau.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad