La foto de Paula Echevarría en la cama que ¡lía la de Dios! en la cuarentena. “Mentirosa”

stop

La ex mujer de David Bustamante monta un follón en las redes en las redes

Paula Echevarría | EFE

27 de marzo de 2020 (12:38 CET)

Paula Echevarría es una de las influencers que más activa se está mostrando en las redes durante la cuarentena por el coronavirus. Parece que la ex mujer de David Bustamante no se aburre estos días. Y es que cuando no sube alguna publicación a su cuenta de Instagram la vemos apareciendo en una conexión en directo en El Hormiguero.

La pareja de Miguel Torres fue una de las ‘teleinvitadas’ al plató del programa que presenta Pablo Motos este miércoles, y estuvo explicando como está viviendo estos días de confinamiento, apuntando que una de sus mayores preocupaciones era su hija Daniella. Los actores Mario Casas y Javier Gutiérrez fueron los otros entrevistados.

Paula Echevarría monta el lío en la red

Pero la aparición de Echevarría en el programa de Pablo Motos no es lo que más está dando de que hablar en las redes. Lo está generando expectación es la última foto que ha colgado en su cuenta de Instagram.

En ella aparece Paula en la cama, recién levantada y sonriente, retirándose el antifaz que usa para dormir, dando a entender que se acaba de despertar. “Buenos días”, escribe la influencer junto a la imagen.

Lluvia de palos a Paula Echevarría

Sin embargo, la combinación que luce la delata. “Mentirosa”, “¿A quién quieres engañar?” o “Qué sencilla te despiertas…” le comentan algunos usuarios, que no se han creído que se vaya a dormir con el modelito que luce.

Este consiste en una camisa blanca que luce abierta, dejando a la vista el mini top que lleva debajo y enseñándolo todo hasta el ombligo. Todo ello acompañado de unos pantalones que parecen de todo menos de pijama.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#Mood .. Buenos días!!!!

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Y no solo eso. Se aprecia que Paula lleva maquillaje y muy bien puesto, sin ninguna imperfección. Así que como no se lo haya tatuado, es imposible que no se le haya corrido. “Se piensa que somos tontos”, comentan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad