Georgina Rodríguez

La foto de Georgina Rodríguez en la sauna (“¡Marca más que Jennifer López!”) que paraliza Instagram

stop

Así se relaja la pareja de Cristiano Ronaldo

25 de abril de 2019 (14:18 CET)

Georgina Rodríguez es una de las influencers más seguidas de nuestro país. Con 10,6 millones de seguidores en Instagram, está muy por encima de celebrities como Sara Carbonero o Cristina Pedroche, con 2,2 millones de fans, de Paula Echevarría, que no pasa de 2,6 M, o de Pilar Rubio, que supera los 3,3 millones de followers.

Una faceta que le exige estar activa casi todo el tiempo. Sus admiradores devoran cada una de sus publicaciones con millones de “likes”, reproducciones y comentarios.

Georgina Rodríguez no para

En este sentido, son muchas las marcas que se pelean por tener a la pareja de Cristiano Ronaldo en su elenco de caras bonitas para promocionar sus productos, y hacerlo le ocupa mucho tiempo cada día.

Todo ello al margen de actos publicitarios o desfiles en los que pueda participar Georgina, o del tiempo que pase junto a CR7.

El momento íntimo de Georgina Rodríguez

Pero a la de Jaca también le gusta tomarse tiempo para ella. Para seguir el ritmo es fundamental descansar y tener tiempo para uno mismo, Y Rodríguez lo sabe. Tanto es así que siempre busca algún momento para desconectar de todo. Y atención: Georgina nos ha revelado donde pasa algunos de estos momentos.

Lo ha hecho en su cuenta de Instagram, mediante un post en el que aparece en el interior de una sauna. “Me encanta terminar mi rutina de ejercicios con una relajante sesión de sauna”, escribe la modelo.

Una instantánea de la que, sobre todo, ha llamado la atención lo en forma que está la it girl aragonesa. “Vaya cuerpazo”, “Estás preciosa” o “¡Marca más que Jennifer López!”, le escriben en las redes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Love finishing my workout routine with a relaxing sauna session 💧🌡️ outfit @aloyoga 🌍

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad