Sara Carbonero | EFE

La “estremecedora verdad” de las mujeres (como Sara Carbonero) con cáncer de ovario

stop

La pareja de Iker Casillas sigue recuperándose de su dolencia

05 de octubre de 2019 (10:52 CET)

Sara Carbonero sigue adelante con su recuperación de la intervención a la que fue sometida en mayo después de que los médicos le detectasen un tumor maligno. Se conoce que Sara acude de forma periódica a su médico en Madrid para pasar los pertinentes controles, mientras la colaboradora de Deportes Cuatro va dejando atrás ese episodio tan desagradable.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Muy feliz por poder compartir por fin uno de los proyectos que más ilusión me hace ahora mismo. Después de varios años colaborando con la Fundación @juegaterapiaorg , hoy lunes sale a la venta el #BabyPelonesJT que he diseñado para ellos, inspirados en los juguetes preferidos de mis hijos. Como sabéis, son unos pequeños muñecos en honor de los niños enfermos de cáncer, con cuyos beneficios se financian proyectos en hospitales y becas de investigación contra el cáncer infantil. Conocer a Zoe y a Sergio fue algo muy, muy especial. Ojalá la fuerza de este nuevo pelón les llene y nos llene a todos de fuerza y esperanza. Ya está a la venta en la web de la Fundación y en sus distribuidores solidarios: juguettos, Toys "R" Us España, El Corte Inglés, Fnac, Amazon.es, GOCCO, Drim - Juguetería Online y Juguetilandia. ¡Gracias a todos!

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Un episodio, no obstante, que ha servido de ayuda a muchas mujeres en España y en todo el mundo. Y es que percance ha ayudado a arrojar luz sobre una enfermedad de la que no es que exista demasiada información y de la que ahora los expertos se están haciendo mucho eco.

Sara Carbonero da ejemplo

En este sentido, confirman en el sector que las pruebas para este tipo de cáncer han aumentado en los últimos meses, creciendo así el número de vidas salvadas al detectar a tiempo la dolencia. Y todo a raíz de que se hiciera público lo de la esposa de Iker Casillas.

Mientras tanto, muchos expertos han profundizado sobre la enfermedad, dando algunas pistas sobre síntomas y recuperación que ha contribuido a que se conozca mucha más información al respecto.

Según señalan miembros de la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario (ASACO), este cáncer es el tercero más frecuente, por detrás de del de mama y el de endometrio.

Alto riesgo de mortalidad

Concretamente, en 2017 se diagnosticaron 3.412 casos, según informaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Son muy pocos comparados con los 26.000 diagnósticos de cáncer de mama. Sin embargo, los índices de mortalidad son muy preocupantes. Mientras que la supervivencia en el cáncer de mama supera el 80%, en el de ovario se queda en el 60% de los casos.

Además, este tipo de tumor es muy difícil de detectar, lo que agrava mucho más la situación. Por suerte a Sara Carbonero se lo encontraron a tiempo, pero no es lo habitual. "La mayoría de los diagnósticos precoces de este tumor son casuales, porque la paciente se somete a una cirugía por otro motivo, por ejemplo", comenta el presidente del Grupo Mundial de Investigación Cáncer Ginecológico (GCIG)y  jefe del Departamento de Oncología Ginecológica de INITIA-Quironsalud en Valencia, Andrés Poveda.

Sara Carbonero e Iker Casillas

Casi indetectable

Además, es una dolencia que pasa muy desapercibida. A menudo los síntomas pueden confundirse con una indigestión pesada. Pero claro, como señala Póveda, “no se puede decir a las mujeres que acudan al ginecólogo cada vez que sientan una distensión de abdomen que se parezca a una indigestión", pues eso sería crear alarma social. Aunque el experto recomienda acudir a un experto "ante cualquier alteración fuera de lo habitual y mantenida en el tiempo”.

Por desgracia, la “estremecedora verdad” es que “no existe una prueba específica para detectar estos tumores”. Pero sí varios tipos de tratamiento, siendo el más frecuente es uno largo y farragoso que consiste en "cirugía radical llevada a cabo por expertos seguida de entre cuatro y seis ciclos de quimioterapia con taxol y carboplatino".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad