La demanda millonaria contra Shakira que se mueve en la sombra

stop

El drama de la cantante colombiana no para de crecer

16 de noviembre de 2017 (16:43 CET)

Cada día que pasa Shakira se ve envuelta y más y más líos. Desde los rumores de sus crisis de pareja con Gerard Piqué, pasando por su aparición en los ya famosos Paradise Papers hasta la cancelación de su gira El Dorado World Tour, ahora la cantante se enfrenta a un nuevo problema.

Y de los gordos. Parece ser que una vez que ya es oficial que la cantante ha cancelado toda la gira y todos los conciertos que tenía planeado, son muchos los que están reclamando la devolución del importe de las entradas.

Es aquí donde ha entrado en juego la organización de Consumidores en Acción, más conocida como Facua. Según apuntan varios miembros que forman parte de la organización, todas aquellas personas que tengan una entrada para alguno de los conciertos de la colombiana están en su derecho de reclamar que se les devuelve el dinero.

No solo la entrada

Pero el problema va más allá. Según la opinión de Facua, los damnificados por la suspensión de la gira pueden no sólo reclamar la devolución del precio de las entradas, sino también todos los gastos derivados de los viajes por la modificación de las fechas de los conciertos.

Es decir, que todos aquellos cambios de billetes de avión y de noches de hotel por culpa de la cancelación de los conciertos también pueden ser reclamados. Pese a que la empresa que organiza la gira, Last Tour, ha comunicado a los que ya compraron la entrada que lo mejor que pueden hacer es conservarla, son muchos los que ya están empezando las gestiones para que se les devuelva el dinero.

Y es que por mucho que la cantante haya anunciado que la gira se hará en breve, no se ha concretado ninguna fecha y lo único que se ha dicho es que no será antes de 2018. Motivo suficiente, según Facua, para que los afectados pueden reclamar también los gastos de los viajes.

No puede con la presión

Un problema más para una Shakira que ya explotó a llorar hace pocos días. Y es que está siendo una temporada muy difícil para la artista. Con la intención de dejar atrás los problemas con su pareja, la cantante se había centrado en cuerpo y alma en esta gira que finalmente no se realizará.

De hecho era su única obsesión. La colombiana ensayaba día y noche pero las cosas no le salían bien. Su voz ha cambiado, de hecho el motivo oficial por el que se ha cancelado la gira es un problema en sus cuerdas vocales, pero también su cuerpo.

Todos estos cambios no han hecho más que meter presión a una Shakira que ahora ve como, al margen de la cancelación de la gira y todos los disgustos que ello conlleva, se enfrenta también a una demanda millonaria que puede dejarla aún más tocada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad