La bestialidad que gana Paula Echevarría por sonreír a cámara (Jaque a Sara Carbonero)      

stop

Los ingresos de la mujer de David Bustamante

Paula Echevarría con el niño rico de Madrid (y la foto que destroza a David Bustamante)

21 de febrero de 2017 (13:16 CET)

La joya de la corona. En los últimos meses, Paula Echevarría se ha convertido en la diva de moda española por excelencia.

Tras su éxito al frente Velvet, donde levantó pasiones con la historia de amor entre Ana y Alberto, el caché de la asturiana ha subido como la espuma.

Su naturalidad, elegancia, empatía, belleza y cercanía la mantienen en lo más alto. Paula refleja el claro ejemplo de una mujer 'corriente' que se ha ganado el calor del público. A día de hoy, es la it girl más exitosa.

Con más de 1,5 millones de seguidores en Instagram, Echevarría supera a las WAGs más codiciadas de España. Cristina Pedroche -1,3 millones-, Sara Carbonero -1,2-, Blanca Suárez -1,2- y Pilar Rubio -1 -, van el rebufo de la gran diva.

Un negocio en pleno auge

La mujer de David Bustamante es la gran joya de la corona; la cara bonita más preciada. Y es que las marcas la reclaman a gritos.

Tanto es así que la asturiana gana más dinero por sonreír ante la cámara que no por sus trabajos como actriz en la pequeña pantalla.

Pero… ¿Cuánto se mete en el bolsillo Paula por sus trabajos publicitarios? Tal como desvela la revista Semana, el caché de una famosa de la talla de Echevarría puede ascender casi a los 100.000 euros.

En esta misma línea, El País asegura que Paula es una de las caras bonitas que firma más contratos 360º y una de las mejor pagadas. Su tirón y popularidad alcanza cifras insólitas.

A día de hoy, la pareja de Bustamante es la gran preferida por las firmas más exclusivas. Y es que la mezcla de fama y publicidad mueve miles de euros.

La segunda en discordia

Aunque las cifras exactas de Paula no han salido a la luz, nos podemos hacer una idea a partir de los beneficios que tiene Sara Carbonero.

Tal como destapa Informalia, la de Corral de Almaguer suele pedir unos 150.000 euros por hacer un pack publicitario.

Esta tarifa incluiría las sesiones de fotos, los photocalls y dos eventos. Ahora bien, la esposa de Iker prefiere volcarse con una marca y no hacer colaboraciones más puntuales. Es más rentable.

Esto no quita que en ocasiones también acepte el trabajo de acudir a una fiesta en calidad de invitada. Por acudir a estos eventos, cobraría unos 30.000 euros, según apunta el medio citado. En ambas modalidades, este precio influye que la presentadora haga alguna declaración de su vida privada.

Teniendo estas cifras como referencia, se puede presumir que las cifras que mueve Paula son considerablemente superiores. Todo lo que tocan, se convierte en oro.