Pilar Rubio | Atresmedia

La “¡bestial foto!” de Pilar Rubio: “¡¿Se ha operado?!” o “¡Ni Anna Simon!”

stop

La instantánea de la esposa de Sergio Ramos que te quitará el hipo

06 de octubre de 2019 (11:05 CET)

Muchos consideran que Pilar Rubio está en la lista de celebrities que en alguna ocasión ha pasado por el cirujano plástico. Los hay que no creen que todas las partes de su cuerpo sean fruto de la naturaleza.

Rubio nunca ha reconocido que se haya operado o que se haya puesto implantes. Y cuando alguien ha preguntado siempre se ha obtenido la misma respuesta de la esposa de Sergio Ramos. Que la forma física, el cuerpazo que luce y su belleza deslumbrante son fruto del ejercicio en el gimnasio y de llevar una alimentación sana y equilibrada.

Y cierto es que en su cuenta de Instagram se pueden ver fotos y vídeos de Rubio machacándose en el gym. Asimismo, también se conoce que consulta a nutricionistas profesionales para no pasarse en la dieta.

Cambios en Pilar Rubio

Pero hay cosas que no se desprenden de trabajar mucho en el gimnasio. Ni de comer mejor o peor. Por ejemplo, el rostro. “¡¿Se ha operado?!”, preguntan a menudo muchos de sus followers.

No son pocas las comparativas que circulan por internet entre el antes y el después de Pilar Rubio, en las que se puede comprobar perfectamente que su rostro ha cambiado ligeramente desde que se dio a conocer como azafata en El Precio Justo. Ni la nariz cambia de ese modo, ni crecen los labios por arte de magia.

Antes y después de Pilar Rubio

Pilar Rubio desata las sospechas

Y eso no es todo. Algunos rumores apuntan a que en el cuerpo también se ha hecho algún retoque. Apuntan que lo que se ve en la siguiente instantánea, que califican de “brutal”, no es del todo natural. Como ella dice, no se habría puesto implantes.

foto

Pero tal y como han publicado algunos medios en alguna ocasión, sí habría pasado por el quirófano para moldearse el cuerpo. Y lo habría hecho sacándose grasa de la barriga después de los embarazos para inyectársela en el frontal del tren superior. “¡Ni Anna Simon!”, opinan. Así las cosas, en realidad sí estaríamos hablando de algo natural.  Aunque con algún truquito.

Pilar Rubio relleno

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad