Jugadores de España amenazan con sacar los trapos sucios de Vicente del Bosque

stop

Varios futbolistas de La Roja coinciden en que el seleccionador les ha decepcionado

Gerard Piqué y Álvaro Arbeloa, en rueda de prensa con la Roja

12 de mayo de 2016 (20:52 CET)

Hasta el más noble tiene algún que otro trapo sucio. Sin embargo, y a tenor de las últimas informaciones que llegan en referencia al seleccionador español, Vicente del Bosque, hay algunas dudas de que pudiera ser incluido en ese grupo imaginario de "los más nobles". Al entrenador de la Roja le han salido demasiados enemigos en las últimas horas.

Decepción. Es la palabra que abunda en el pensamiento de algunos futbolistas de renombre que estuvieron a las órdenes del Marqués. El primero que se tiró a la piscina fue Fernando Torres. El Niño rojiblanco cargó contra el seleccionador por no contar con él de cara a la Eurocopa –aunque la lista final se hará pública el 17 de mayo– pesar de la buena temporada que está firmando con el Atleti: "Al final los hechos te hacen ver cómo son realmente las personas que tienen que tomar las decisiones".

Más contundente fue Diego López. El ex portero del Real Madrid, actualmente en las filas del Milan, se quejó abiertamente dela falta de tacto de Del Bosque: "Estaba yendo a todas las convocatorias de cara al Mundial de Sudáfrica, durante todo un año y medio. Y en la última, la semana antes de viajar a Brasil, me deja fuera. Me lo comunicó Fernando Hierro por teléfono un minuto antes de que saliese la lista definitiva".

Duras palabras

"Nunca hablé con Vicente del Bosque ni le he vuelto a ver. Creo que se podrían haber hecho las cosas de otra manera. Lo que me dolió fue la falta de respeto del Seleccionador, porque por defender a un compañero me ignoraba a mí, incluso evitaba pronunciar mi nombre cuando le preguntaban por mí. No valoraba mi trabajo, me hacía sentir como si yo fuera un 'apestado'. La verdad es que me gustaría hablar algún día con Vicente, porque además yo nunca fui un problema para el grupo, estaba totalmente integrado con mis compañeros", confesó, visiblemente molesto el portero.

Y en una línea similar se ha mostrado su ex compañero y amigo Álvaro Arbeloa, que el pasado domingo se despidió del Santiago Bernabéu. El defensa del Real Madrid pidió al entrenador que no solo comentara las cosas que "no le gustan de él" sino también las de otros compañeros. Unas declaraciones que evidenciaron la tensión entre uno y otro por el "amiguismo" que desde siempre se le ha atribuido al seleccionador. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad