James Rodríguez tiene una vía de escape del Al-Rayyan. 12 millones por año y un sueño

No quiere cerrarse puertas.

James Rodríguez
James Rodríguez

James Rodríguez estaba sentenciado en el Everton desde que se supo que Rafa Benítez iba a ser el entrenador del equipo tras la salida de Carlo Ancelotti con dirección al Real Madrid. El jugador colombiano llevaba cuatro meses sin jugar y tras perderse la Copa América por lesión no quería quedarse sin la posibilidad de disputar el Mundial de Catar.

El crack cafetero ya había hablado con el seleccionador de Colombia, Reynaldo Rueda, para saber si iba a tenerlo en cuenta si se marchaba para el Mundial si se iba a jugar a la liga catarí y tras tener el visto bueno del técnico, siempre y cuando su participación allí sea de calidad, James Rodríguez decidió aceptar la propuesta del Al-Rayyan de Laurent Blanc para cumplir su sueño de ir a la Copa del Mundo de nuevo.

Con ese movimiento, que todavía no está firmado, el ex jugador del Real Madrid se garantizaría mantener un sueldo de primer nivel (12 millones de euros por cada una de las tres temporada por las que firmaría) y ser uno de los ídolos de los aficionados catarís, si lo hace bien, antes del Mundial en el mismo país.

James Rodríguez y Carlo Ancelotti
James Rodríguez y Carlo Ancelotti

Una vía de escape necesaria

James Rodríguez, que cumplió 30 años el pasado mes de julio, no quiere renunciar del todo a un último equipo en el fútbol europeo y es por ello que habría incluido una cláusula de salida del Al-Rayyan siempre y cuando llegue una propuesta de un equipo con opciones de ganar la Champions League.

El mediapunta colombiano deja abierta una puerta para el Paris Saint Germain y para el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, dos equipos que monitorearán sus pasos en el fútbol catarí y no sería de extrañar que alguno de los dos acabe haciendo una oferta por él el próximo verano.