“Irreconocible”. Sara Carbonero se atreve, se lo quita y deja que la fotografíen así

stop

La periodista recupera poco a poco su vida y vuelve a atender compromisos profesionales

Sara Carbonero en la playa

01 de diciembre de 2019 (10:58 CET)

Mientras Iker Casillas se encuentra en Bucarest con motivo del sorteo de la Euro 2020, Sara Carbonero se ha quedado en Oporto con sus dos hijos. La pareja empieza a recuperar la normalidad tras haber dejado atrás la etapa más dura del tratamiento. La periodista se recupera y poco a poco regresa a sus tareas. Antes de volver al trabajo y acudir a eventos, la presentadora prefiere mantenerse en un segundo plano y descansar a orillas del mar. Está enamorada de la ciudad portuguesa y ya no hay quién la pueda sacar de ahí. 

Carbonero no deja de darnos envidia con las bonitas vistas que se observan desde los grandes ventanales de su casa. La pareja del futbolista ve el mar nada más levantarse y si abre la ventana escucha el ruido de las olas romper con la arena. Paz. Por fin llega la calma a sus vidas. Relajada y feliz, en la mejor de las compañías. Ahora se toma la vida mucho más tranquila y valora otros aspectos a los que antes ni tan siquiera les daba importancia. 

Sin entrar en detalles, Sara Carbonero no ha ocultado en ningún momento su enfermedad y ha hecho partícipes a sus seguidores del proceso. Aunque no ha desvelado el proceso, la periodista se ha implicado al máximo en esta gran batalla, tanto en la suya como en la que libran miles de personas cada día. 

La presentadora ha sido todo un ejemplo para millones de personas que pasan por la misma situación, ya sea porque tienen un familiar o amigo en ese difícil momento o incluso ellos mismos. Las palabras de Carbonero reconfortan y demuestra una vez más que ante esta enfermedad tan dura y tan respetable, hay que echarle mucho optimismo y una gran sonrisa. 

La pareja de Iker Casillas vuelve al trabajo poco a poco y ya ha patrocinado alguna que otra sesión de fotografía para conocidas revistas. Lo único que no ha dejado de lado en todo este tiempo son las publicidades que realiza a través de Instagram y por las que se embolsa una importante suma de dinero. 

En el último reportaje la joven patrocina las joyas de la firma Agatha, donde ella misma tiene su propia colección. Los caballitos de mar son una de sus piezas claves. La periodista los luce con este elegante traje de color blanco y sus seguidores terminan fijándose más en la abertura de la americana que deja al descubierto parte de su cuerpo. "Estás radiante" o "eres luz", le escriben. "Te queremos guapísima". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Modo sábado noche . @bernardodoral . #AgathabySara #cuandohacemosmagia #unotoñomuyverano #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad