De Gea junto a Iniesta en un entrenamiento de la Roja | EFE

Iniesta no calla: el traidor de la Roja (o “es más falso que Sergio Ramos”)

stop

El malestar en la selección española sigue latente tras el despido de Lopetegui

15 de junio de 2018 (09:27 CET)

Mucho ruido. La selección española se ha convertido en una olla a presión y por muchos mensajes de optimismo que se manden, el palo puede ser muy gordo contra Portugal.

Muchos futbolistas están cabreados por lo que ha pasado con Julen Lopetegui y las tensiones siguen latentes en el vestuario. Hay una clara división interna.

Del mismo modo que el mundo del fútbol critica y alaba la decisión de Luis Rubiales sentenciando a Lopetegui, el debate sigue muy vivo en las interioridades de la plantilla.

Sergio Ramos y otros jugadores del Madrid defendieron a muerte a Lopetegui. El capitán reconoció que sabía el asunto del fichaje con cierta antelación y no le pareció mal.

División en la Roja y bronca con Sergio Ramos

En cambio, se enfadó mucho con Luis Rubiales cuando supo que se cargaba a Lopetegui. Hasta el punto de que se encararon y casi llegan a las manos. Los separó Gerard Piqué.

Pero no todos los jugadores eran partidarios del técnico vasco. A varios futbolistas del Barça y del Atlético de Madrid –clubes cuyos presidentes fueron consultados por Rubiales antes de proceder al despido de Lopetegui– les disgustó mucho la decisión.

Varios de esos futbolistas reconocen fuera de cámaras que entienden la decisión de Rubiales y no les parece mal. “Es dura, pero comprensible”, cuenta un peso pesado de la plantilla.

Uno de los que se muestran más escépticos es Andrés Iniesta, siempre procurando no perjudicar su imagen neutral. Pero el manchego está muy decepcionado con uno de sus compañeros.

Isco, alias el falso

Se trata de Isco Alarcón, al que algunos miembros de la selección acusan de ser “más falso que Sergio Ramos”. El malagueño también estaba en el ajo.

En el vestuario molesta que Isco se haga el loco y diga que no sabía nada del fichaje de Lopetegui por el Madrid siendo mentira. Ramos, en cambio, ha reconocido que sí lo sabía.

Sin embargo, ninguno de los dos dijo nada a sus compañeros y ambos permitieron que se gestase ese fichaje de Lopetegui a traición que ha terminado como el rosario de la aurora.

Y lo peor de todo. Muchos creen que fue Isco quién filtró que Lopetegui no sería destituido, en lugar de Ramos, como pensaba Rubiales. El malagueño sigue siendo el topo de la Roja.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad