Shakira y Gerard Piqué

Infidelidad. Shakira y él besándose. Piqué calla, pero esta foto lo confirma

stop

La imagen que arrasa en las redes sociales

23 de mayo de 2020 (14:35 CET)

Shakira es muy consciente de que, por mucho que sea una de las artistas con mayor número de seguidores del planeta y una de las más queridas, son muchos los que día tras día intentan hacerle daño. Sobre todo en las redes sociales.

Es por eso que ahora, algunos de sus haters, han hecho circular por las redes y por los foros una foto de la cantante colombiana besándose con un hombre. Un hombre que, como apuntan sus detractores, “no es Piqué”.

La foto de Shakira

En la imagen vemos a la de Barranquilla besándose con un hombre dentro del mar. Y claro, como era de esperar, no han sido pocos los que han intentado hacer creer que la foto es actual.

Shakria mar beso

Por suerte para Shakira, sus seguidores más fieles no han tardado nada en salir al paso y asegurar que la foto “tiene muchos años” y que el protagonista es la anterior pareja de la artista, Antonio de la Rúa.

Pero claro, teniendo en cuenta que Shakira es una de las cantantes que más da de qué hablar en las redes, ya hay quien ha puesto la palabra infidelidad encima de la mesa. Obviamente no es así. O al menos en esta ocasión.

Y es que, si bien es cierto que la foto no es actual, algunos de los anti-Shakira sí que han querido recordar que la relación entre Piqué y la colombiana no nació precisamente de muy buenas formas.

Shakira y Gerard Piqué | EFE

Entre otras cosas porque, pese a que fue el central del Barça el que aseguró hace un tiempo que su relación con la artista empezó después del verano de 2010 tras conocerse meses antes en la grabación del videoclip de Waka Waka, Shakira no anunció que daba por finalizada su relación con De la Rúa hasta 2011. Por otro lado, hay quien sigue apuntando en la capital catalana que, cuando la relación con Shakira empezó, Piqué estaba con Nuria Tomás.

De ahí que los dos prefieran no hablar mucho en público de cómo nació una relación que, eso sí, parece que muchos aún tienen ganas de destruir.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad