Imputan a Villar por un delito de prevaricación

stop

El presidente de la Federación Española se Fútbol declarará como investigado el próximo 15 de septiembre tras ser admitida a trámite la querella de Galán

El Rey Felipe y Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, en el palco del Camp Nou / EFE

02 de junio de 2016 (02:06 CET)

Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha sido imputado por un supuesto delito de prevaricación. El dirigente vasco tendrá que declarar como investigado el próximo 15 de septiembre de 2016 una vez que el Juzgado de Instrucción número 1 de Majadahonda ha admitido a trámite la querella presentada el pasado 17 de mayo por el precandidato a la RFEF, Miguel Ángel Galán, según publica el diario As.

El rival de Villar en las urnas acusa al dirigente, y aspirante a presidir la UEFA, de cometer prevaricación a la hora de fijar las elecciones a la presidencia de la Federación en base al artículo 404 del Código Penal. Éstas debían haberse celebrado en el primer semestre del año, como hacen todas las federaciones no olímpicas, y ya están abocadas al último.

El juez Marcos Ramón Porcar establece en el auto que se abren diligencias previas contra Villar en los hechos que pueden ser constitutivos de delito, así como la práctica de las actuaciones necesarias para la averiguación y esclarecimiento de los hechos, sus autores y circunstancias. Así, cita a Villar a que comparezca en primer lugar en el juzgado el próximo 23 de junio y, después, le llama a declarar el próximo 15 de septiembre a las 10:45 horas como investigado (nueva denominación de imputado). 

Galán va a por todas

Antes que él lo hará como querellante el propio Galán (10:00). El juez también llama a declarar ese 15 de septiembre como testigos al secretario de Estado y presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal (11:15), al presidente de La Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP), Javier Tebas (11:45), y al secretario general de la RFEF, Jorge Pérez (12:15),que también tiene pensado presentarse a las elecciones a la Federación.

Cansado de la inacción de la justicia deportiva con Villar, Galán se querelló por un presunto delito continuado de prevaricación administrativa del artículo 404 del Código Penal. Este apartado señala a "la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo", por lo que Galán pide que se le castigue por retrasar el proceso electoral a su antojo y por violar la Orden Ministerial en la aprobación del reglamento.

Malversación de fondos

En concreto, Galán exige "la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años". Lo hizo poco antes de que el CSD remitiera por la vía deportiva al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la denuncia de Tebas sobre este mismo asunto.

El caso Villar podría no quedar ahí, ya que la intención de Galán es la de presentar después una segunda denuncia (está por fijar en qué instancia), apoyado por el presidente del Huracán, por presunta malversación de fondos de Villar en los casos del Recre y el Marino. Una investigación que también estudia en estos momentos el TAD tras la petición del CSD de apertura de un expediente disciplinario contra el presidente de la Federación por supuestas irregularidades contables. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad