Huawei apunta el fin del duopolio Messi-Cristiano en los patrocinios

La firma de smartphones china blinda a Lewandowski tras los acuerdos que cerró con James y Alexis

Fotografía: Huawei apunta el fin del duopolio Messi-Cristiano en los patrocinios
Fotografía: Huawei apunta el fin del duopolio Messi-Cristiano en los patrocinios

Se acerca el fin de una era. Y el marketing ya lo ha detectado. El duopolio formado por Leo Messi y Cristiano Ronaldo se acaba. Principalmente, por el bajón de rendimiento deportivo de este segundo –en el año natural 2015 suma 45 goles, mientras que en 2014 marcó 61 y en 2013 batió su récord, con 69 goles–, que contrasta con el buen nivel de forma que exhiben los cracks emergentes. Robert Lewandowski es uno de los elegidos y la marca china Huawei ya lo ha fichado.

La firma especializada en la producción de smartphones ha blindado al delantero polaco del Bayern Múnich. El jugador se está hinchando a marcar goles a las órdenes de Pep Guardiola –a quien el Bayern ya ofrece una salvajada de dinero para renovar su contrato y evitar su fuga rumbo a la Premier– y poco a poco se consagra en la constelación de estrellas del fútbol.

Neymar, el futuro

Pero no se queda ahí el radio de acción de Huawei, también patrocinador del Atlético de Madrid, que ya cuenta con un fenómeno de la Liga española y otro de la Premier League en cartera: James Rodríguez y Alexis Sánchez. La firma asiática ha detectado un cambio inminente en el fútbol y se ha apresurado a fichar a los que apuntan, o podrían acercarse, al podio del Balón de Oro en 2016. Probablemente, seguirá Messi. Cristiano, parece más difícil.

El otro gran futbolista a seguir es el también barcelonista Neymar, que está aprovechando la ausencia de Messi con goles y brillantes actuaciones para el Barça. En las calles y en los bares ya se comenta que el brasileño de 13 años está por encima de Cristiano. El clásico, probablemente sin Messi, será su gran prueba de fuego ante el mundo.

Los que más ganan dentro y fuera del campo

El duopolio Messi-Cristiano ha sido una realidad intocable durante el último lustro. De hecho, su primera coincidencia en el podio del Balón de Oro se remonta a 2007, cuando ganó Kaká. Desde entonces, Messi no ha fallado a la cita y Cristiano solo se lo perdió en 2010, cuando el tridente azulgrana –compuesto por Xavi e Iniesta– conformó el podio de tres.

Esta hegemonía ha comportado que Messi y cristiano se hayan convertido en los futbolistas mejor pagados del mundo y en los que más ingresos han recaudado a través de acuerdos publicitarios. Messi cobra más de 40 millones brutos –20 netos– y Cristiano se queda en 35 millones. Sumando la publicidad se van a 69 y 74 millones respectivamente, según Forbes.