Neymar |  EFE

Hay bomba Neymar (y no va de escándalos y demás: es más bestia)

stop

El delantero brasileño del PSG está en el punto de mira

10 de junio de 2019 (13:05 CET)

“Arrepentido”. Esa es la palabra que utilizan muchos desde el entorno de Neymar cuando se les pregunta por la fuga del brasileño de Barcelona a París hace casi dos años.

Una fuga que, si bien ha provocado que el carioca se haya convertido en uno de los futbolistas mejor pagados del planeta, lo ha llevado a una espiral de escándalos, fiestas, líos dentro y fuera del vestuario, líos con el PSG y con la selección brasileña,  líos con la justicia...un drama.

Un drama que ya está teniendo consecuencias. De hecho, las dos últimas semanas han sido la peores en la carrera del delantero del PSG. Una supuesta violación y una nueva lesión han hundido al brasileño.

Neymar Jr | EFE

La bomba de Neymar

Pero lo peor para el cerca es que no es un bajón a nivel mental y personal, sino también deportivo. Y es que desde que salió del Barça el valor de mercado de Ney no ha hecho otra cosa que bajar. El que debía ser el relevo de Messi y Cristiano se ha quedado a medio camino.

¿Sigue siendo Neymar un galáctico y una estrella? Sin duda alguna. Esos sí, nadie a día de hoy pagaría los 222 millones que en su día pagó el PSG al conjunto azulgrana. Nadie. Ni las ligas más exóticas.

Es más, el bombazo no es otro que su valor de mercado. Actualmente, tras las diferentes polémicas en las que se está viendo inmerso el brasileño, su valor ronda los 120-130 millones de euros.

Además, teniendo en cuenta que la lesión le va a dejar fuera de la Copa América y que el PSG ha vuelto a fracasar en Europa, no sería de extrañar que se quedar fuera de la lista del Balón de Oro.

Ney lo sabe, de ahí sus ganas de salir de París cuanto antes. Su sueño sería regresar a España. Algunos dicen que al Barça y otros al Madrid. Eso sí, parece que ninguno de los dos clubes está precisamente esperándole con las puertas abiertas. En el Camp Nou aún duele su marcha (y la demanda que tiene puesta Ney al club) y en el Bernabéu lo ven cada vez como una opción más tóxica.

No sería de extrañar verlo salir de París. Por precio, desde luego, es una ganga. Eso sí, la popularidad y la imagen del jugador están cayendo en picado. Veremos quién ‘rescata’ al carioca de este pozo cada vez más profundo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad