Sara Carbonero  | EFE

Golpe terrible. Última hora de Sara Carbonero. “Los resultados son malos”

stop

Palo durísimo a la esposa de Iker Casillas

06 de marzo de 2020 (16:37 CET)

Los problemas crecen en casa de Sara Carbonero e Iker Casillas. La pareja ha logrado dejar atrás casi del todo sus percances de salud. Ella con la prevención del cáncer y él con su puesta a punto tras su infarto de miocardio. Pero ahora han llegado otros asuntos a tratar.

El ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española y la WAG vieron como esta semana entraban a registrarles el domicilio, al estar Iker investigado por un asunto de fraude fiscal y blanqueo de capitales en el que podría estar involucrado. Un delito relacionado con los contratos de algunos futbolistas, de entrenadores, directores y agentes.

Sospechoso

La policía anticorrupción portuguesa ha arrancado la operación Fuera de Juego, en la que más de 200 inspectores tributarios, en colaboración con la Guardia Nacional Republicana (GNR), en la que se han realizado 76 registros, entre los que están la sedes de clubes como el FC Porto, el Benfica y el Sporting, y también las viviendas de algunos jugadores, en los que buscan documentos que puedan incriminar a los culpables. Y entre ellos, Casillas.

Un problema que se suma a los que ya estaba teniendo en su candidatura para la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol. Y es que estos problemas con la justicia portuguesa podrían terminar afectando a su carrera para presidir la RFEF.

“Los resultados son malos”, avisaban al cancerbero hace unos días, acerca de los sondeos que se ha hecho a los votantes que podrán ejercer su derecho en los comicios en los que Iker se enfrenta a Luis Rubiales.

La cifra de votos que señalan como necesaria de la Asamblea de la Federación para conseguir la victoria es de 71. En las elecciones de 2018 Rubiales venció a Juan Luis Larrea por 80 a 56.

Luis Rubiales defiende la postura de los jugadores ante algunos testigos de excepción como Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Juanfran Torres | EFE

No salen las cuentas

Dicho esto, Iker cuenta con el apoyo de los futbolistas de David Aganzo, presidente de la AFE, que serían 13. A estos habría que sumar 17 de los 20 votos de los clubes de la Liga. Estos serían los aliados de Javier Tebas. En total, 30 votos que distan mucho de los 71 que necesitaría Casillas para tener la mayoría absoluta.

Se dice que con los apoyos que podría recibir de los indecisos, podría llegar hasta unos 57. Pero esta cifra no solo sigue estando lejos de la necesaria, sino que podría verse reducida tras el escándalo en el que se ha visto envuelto Casillas, aunque a la postre termine siendo inocente, como el propio meta asegura que así es.

“Esta mañana la Fiscalía lusa ha venido a mi domicilio en Oporto, como ha ido a otros 76 domicilios de sociedades deportivas, jugadores y clubes, para pedirme documentación. Me he puesto a su entera disposición. La TRANSPARENCIA es uno de mis principios”, publicó el portero del Oporto en Twitter.

Además, el de Móstoles contaba con los votos de David Villa, Fernando Hierro o Xavi Hernández, pero estos ya le han comunicado que le dan la espalda en esta aventura.

Sin duda, un palo terrible para Sara Carbonero, que ya soñaba con hacer las maletas en los próximos meses y poner rumbo a Madrid. Sin embargo, parece que su marido no goza de la popularidad suficiente en el fútbol español. Le toca seguir esperando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad