Golpe terrible a Sara Carbonero. “No se lo esperaba”. Iker Casillas no puede taparlo más

stop

La noticia que golpe a la toledana y al ex capitán del Real Madrid

Sara Carbonero  | EFE

25 de enero de 2020 (10:33 CET)

Iker Casillas fue el nombre más sonado hace unos días por los pasillos de la Real Federación Española de Fútbol. Le meta estuvo en boca de todos en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El motivo radica en que se dijo que Javier Tebas estaba buscando un candidato como oposición a Luis Rubiales para las elecciones que se celebrarán en marco para elegir al nuevo presidente de la RFEF. Y el ex capitán del Real Madrid era uno de los candidatos.

Iker Casillas, candidato a presidente

El cancerbero se encuentra preparándose para someterse a una serie de pruebas en las próximas semanas en las que los expertos determinarán su puede o no volver a los terrenos de juego, y Tebas y su entorno trasladaron a Iker el plan B en caso de que tuviera que colgar las botas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Supongo que el esfuerzo te llevará a tener alguna recompensa. #8mesesy24días #felizviernesatodos ✌️

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Una noticia que emocionó mucho a Sara Carbonero. La de Corral de Almaguer ya se vio de vuelta a Madrid, cerca de los suyos, con su marido como nuevo presidente de la Federación y alejado de los peligros que le supondría volver al fútbol de élite.

Iker Casillas pierde fuelle

Sin embargo, la noticia que subió como la espuma durante unos días se diluyó a la misma velocidad cuando empezaron a aparecer nombres de otros posibles candidatos, entre los que se encontraba Mariano Rajoy. Y el que Iker desapareciera de las quinielas fue un duro golpe para Carbonero, que apuntan que “no se lo esperaba”.

A la WAG le preocupa seriamente que Casillas vuelva a jugar. No quiere volver a tener ningún susto. Pero sabe que si los médicos le dicen al meta que debe dejar el fútbol dolerá y mucho a su marido. Y veía el puesto de la presidenta de la RFEF como un salvoconducto que favorecía a todos.

Sin embargo, si las cosas no cambian en los próximos días, y no pinta que lo vayan a hacer, Sara tendrá que lidiar con la preocupación de ver a su pareja vestido de corto de nuevo o con un Iker triste por tener que dejar el fútbol de forma definitiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad