Cristiano Ronaldo| EFE

Georgina Rodríguez tiene un altercado en Turín (y Cristiano Ronaldo estalla)

stop

El episodio desagradable que tiene a CR7 sin pegar ojo

05 de septiembre de 2018 (10:57 CET)

No están siendo fáciles los primeros meses para Cristiano Ronaldo en la Juventus de Turín. El delantero portugués no ha visto puerta en los tres partidos que ha disputado y algunos en la ciudad transalpina, tanto dentro del club como fuera empiezan a pensar si el delantero no cuesta lo que los bianconeri pagaron por él al Real Madrid.

Cierto es que en los últimos años le ha costado arrancar al de Madeira y que cuando coge la forma no hay quien le pare. Sobre todo se crece cuando llega el tramo decisivo de la temporada. Pero algunos no pueden ocultar el nerviosismo. Quieren resultados ya.

Cristiano Ronaldo hace amigos: “Está acabado” (o el chivato en el Madrid) | EFE

Cristiano Ronaldo la lía con los fans

No obstante, la repercusión que tiene el portugués sigue intacta. Los fans siguen volviéndose locos cuando le ven y le tienen cerca.

El atacante sigue causando el mismo furor de los primeros días, cuando las calles de Turín se abarrotaron para recibir a su nuevo ‘7’. Y no solo él. Georgina Rodríguez no puede ni pasear por la ciudad turinesa.

Pero el carácter de los tifosi no es el de los aficionados españoles. Lo de los italianos llega en ocasiones a convertirse en acoso. Y es que los bianconeri no tienen ni una pizca del señorío que caracteriza a los aficionados del Madrid, que siempre le trataron con respeto y educación. Ya no queda ni rastro de la vida tranquila que CR7 tenía en Madrid. Su día a día se ha convertido en un caos.

Cristiano Ronaldo toma medidas

La gota que colmó el vaso cayó el pasado sábado, cuando se desplazó a Parma y un grupo de aficionados se acercó peligrosamente al crack en un altercado que a  punto estuvo de terminar con un aficionado cayendo por unas escaleras.

Tanto es así que, según apuntan desde el entorno del luso, CR7 habría exigido a los responsables del club que le pongan tres miembros más de seguridad a su alrededor. Uno para proteger su vivienda, otro para vigilarle a él y a su familia, y un tercero para controlar a su pareja Georgina y sus hijos. El astro portugués no quiere más sustos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad