Jose Mourinho | EFE

Florentino Pérez o Mourinho lo tiene todo: equipo, contrato, casa (y se lleva a un galáctico del Real Madrid y a otro del Barça de Messi)

stop

El luso encuentra destino

02 de abril de 2019 (12:09 CET)

Problemas. Pasan los años y, por mucha inversión que haga el Paris Saint-Germain en los mejores jugadores del mundo, el equipo francés no consigue su mayor objetivo: la Champions League. Y no solo eso. Los parisinos llevan varios años cayendo en los octavos de final de forma humillante.

Hace dos temporadas no le sirvió al PSG el 4-0 logrado en la ida contra el FC Barcelona. El 6-1 de la vuelta todavía escuece en el Parque de los Príncipes. El curso pasado no fue tan escandaloso. El Real Madrid lo eliminó justamente con un 3-1 en la ida y un 1-2 en la vuelta.

Pero este año, de nuevo volvió el ridículo. Los galos salieron de Old Trafford con un 0-2 a favor en la ida. Pero el Manchester United le dio la vuelta al marcador en París. Con un 1-3 eliminaron de nuevo al PSG.

La piña del Barça celebrando la victoria frente al PSG | EFE

El Paris Saint-Germain no quiere hacer más el ridículo

Una situación a la que Nasser Al Khleaïfi hace tiempo que busca soluciones. Prácticamente lo ha intentado todo. Pero le queda una carta por quemar y todo apunta a que la echará sobre la mesa antes del próximo verano.

Esta es la de José Mourinho. El técnico luso se encuentra sin equipo y, tal y como ha declarado en las últimas semanas, tiene ganas de volver a entrenar. Y en el PSG le ven como una de las mejores opciones para el banquillo. Thomas Tuchel no ha dado la talla.

Mourinho gana enteros como futuro técnico del PSG

Mourinho está considerado por muchos como un especialista en la Champions. Suma dos en su palmarés y, a pesar de que en los últimos años no ha llegado a la final de la Liga de Campeones, sus equipos siempre han llegado lejos.

Cuando estuvo en el Madrid, por ejemplo, los blancos llevaban tiempo también sin superar los octavos. Pero el portugués terminó con la maldición y situó al equipo merengue en semifinales durante las tres temporadas que estuvo en Chamartín. Y en el Paris pretenden que haga lo mismo con el equipo francés.

José Mourinho | EFE

Mourinho pone dos nombres sobre la mesa para empezar

Todavía no hay nada firmado, pero los contactos ya se han producido. Al Khelaïfi ya le ha trasladado su interés y que le dejará manga ancha para reforzar el equipo con las piezas que desee. Y Mou ya tiene los dos primeros nombres. Un juega en el Real Madrid. El otro en el FC Barcelona.

El primero es Raphaël Varane. José guarda muy buen recuerdo del defensa francés en su etapa en el Madrid. Le considera una incorporación fundamental. Le quiere como relevo generacional de Thiago Silva en el centro de la defensa gala y que forme dupla con Marquinhos.

Varane quiere salir del Madrid

Por su parte, Varane no vería con malos ojos la operación. El defensa francés hace tiempo que valora salir del Madrid. A sus 25 años lo ha ganado todo en el Madrid. En estos años incluso ha ganado un Mundial. Y tiene ganas de enfrentarse a nuevos retos. Además, con su calidad contrastada se ve capaz de liderar la zaga de cualquier gran proyecto.

Su cláusula, no obstante, es de 500 millones de euros. Es decir, el PSG tendrá que negociar con Florentino Pérez. Y el mandatario blanco podría intentar meter a Varane en un cambio de cromos.

Coutinho, segundo objetivo de Mourinho

Al margen de ello, Mourinho tiene un segundo objetivo. Y este juega en el Barça. Se trata de Phillippe Coutinho. Y su fichaje va más allá de la calidad que pueda aportar al equipo.

El club parisino van como locos por retener a Neymar, que hace tiempo que arde en deseos de abandonar la capital francesa. Y fichando a Coutinho creen que pueden conseguir su cometido con el crack carioca.

A la vez, el luso ve a Phillippe como el revulsivo de un centro del campo donde Julian Draxler no termina de explotar.  Mou quiere a Coutinho como la pareja de baile de Marco Verratti.

El futuro de Coutinho en el Barça está en entredicho

Por su parte, Coutinho sabe que no termina de encajar en el Barça. Y si no quiere seguir viendo como otros jugadores de la plantilla como Ousmane Dembélé le siguen pasando la mano por la cara, no le queda otra que hacer las maletas.

Asimismo, el Barça tampoco ve con malos ojos su venta.  Hace semanas que en el Camp Nou buscan una solución con el ex del Liverpool en forma de salida.

Oportunidad única para el Barça

Pero las ofertas que de momento llegan a la ciudad condal no se acercan a las pretensiones de Josep Maria Bartomeu. Y es que el presidente culé no quiere venderlo por mucho menos de los 160 millones de euros entre fijos y variables que le costó su fichaje al Barça.

En este sentido, el PSG sí podría asumir las cifras que quieren en la capital catalana. Y siendo Mou el que lo pide, los culés saben que están ante una oportunidad única para que la salida de Cou no suponga pérdidas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad