Paula Echevarría y Miguel Torres | EFE

Escándalo Miguel Torres (y Paula Echevarría): “Jeta”, “Cara dura”, “Sinvergüenza” (o lío bestial en Málaga)

stop

La pareja de la actriz, envuelto en una nueva polémica

30 de enero de 2019 (17:00 CET)

No es todo oro lo que reluce en la pareja formada por Paula Echevarría y Miguel Torres. A pesar de que ellos se empeñen en aparentar, ante las cámaras, que la relación va viento en popa y están muy felices.

Una relación a distancia

Sin embargo, en el entorno de la actriz ya apuntan que está empezando a cansarse de continuos viajes y que vea a al hombre con el que espera rehacer su vida cada fin de semana y gracias.

Y es que se ha llevado un duro varapalo en la esperanza de que en este mes de enero pudieran, por fin, acercarse.

El futbolista vive en Marbella, a 600 km de Madrid, porque está jugando en el Málaga. Bueno, jugando es un decir porque esta temporada no ha disfrutado de ningún minuto y su situación en el equipo es muy mala.

Miguel pierde otra oportunidad

Por eso, la asturiana esperaba que en el mercado invernal pudiera firmar por un equipo madrileño. Rayo, Leganés y, sobre todo, Getafe se han interesado en hacerse con sus servicios. Sin embargo, a un día de cerrarse el periodo de fichajes no se prevé que vaya a salir de la Costa del Sol porque ya le ven como un jugador retirado.

El círculo más cercano del defensa comenta que, precisamente por no jugar, está muy contento en Málaga y puede vivir sin preocupaciones de cuidar su estado de forma y otros deberes que sí tendría en Madrid.

Esta situación ha dado de bruces con las intenciones de Paula de ver con más frecuencia a su pareja: “Jeta”, “Caradura” o “Sinvergüenza”, son algunos de los comentarios que ya retumban entre los VIPS de Málaga, refiriéndose a la mínima intención que tiene Miguel de moverse.

MIguel Torres | EFE

El proyecto de futuro de la pareja

A pesar de todo esto, ellos siguen empeñándose en mostrar buena cara y la única buena noticia para la actriz es que se terminen ya las obras de su casa en Villafranca, dónde se presume que será su nidito de amor en el futuro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad